febrero 4, 2023

Mal ejemplo

Mal ejemplo

Jesús Sánchez Meleán

Historias épicas con grandes héroes han dominado las noticias en las últimas semanas. Vimos como Lionel Messi lograba que Argentina se coronara campeón del mundo, El partido de la final de Qatar fue dramático, pero logró prevalecer la estrella del fútbol argentino. De igual manera, vimos como Zelensky, presidente ucraniano, llegaba hasta el congreso de EEUU, sano y salvo, luego de 10 meses de resistir la cruel y despiadada arremetida del criminal Vladimir Putin.

Por otro lado, están en curso otras historias de ruptura, incomprensión, desamor. El príncipe Enrique ha publicado que recibió maltratos de su hermano Guillermo, principal heredero al trono británico. Ese maltrato a Enrique y a su esposa Meghan también vino de parte de otros miembros de la familia real. El escritor Mario Vargas Llosa y su novia, Isabel Presley, rompieron su compromiso y protagonizan una guerra de relaciones públicas para evitar ser considerado el malo de la historia.

El ascenso de Kevin McCarthy a la presidencia de la Cámara de Representantes puede ser clasificada como una de esas historias épicas. McCarthy creció en un suburbio de clase media baja de California en un hogar formado por un bombero y una ama de casa. Logró un título universitario y un postgrado antes de comenzar una carrera política desde el nivel local hasta el nivel federal. Fue representante en el congreso de California y luego al congreso federal. Se desempeñó en todas las posiciones de liderazgo del partido republicano en la cámara.

Al haber agarrado y haber hecho sonar el mazo de presidente de la Cámara de Representantes significó la culminación de una ascendente y consistente carrera. La historia de McCarthy también contiene ruptura y desamor. Este republicano ascendió en medio de la violencia fratricida. Hubo gritos, conatos de golpes, ruptura entre amigos en las quince rondas de votación en las cuales McCarthy pujaba por ser electo. Finalmente, McCarthy pudo conseguir que los miembros que una pequeña facción republicana, rebelde, lo apoyara.

Mal ejemplo

McCarthy actuó en forma pragmática. Él quería el poder y para lograrlo tenía que hasta hacer concesiones o sacrificios. Se diría que su fin, o propósitos, justificaba los medios para lograrlo.

Por eso motivo creo que ese golpe del mazo presidencial representó también un mal ejemplo o una inconsistencia de parte del nuevo presidente de la cámara. McCarthy llegó a alzar el mazo gracias al apoyo de un grupo de representantes que convalidaron y apoyaron el asalto a la institución que él ahora preside.

Los negacionistas de las formas democráticas parece que cogobiernan la cámara de presentantes de EEUU. Es muy posible que los seguidores de Bolsonaro hayan visto que el no reconocer los resultados electorales y el obstruir la transferencia pacifica del poder sea un buen negocio. Ellos ven que en EEUU son pocas las consecuencias que han recaído sobre aquellos que han cometido esos crimines contra la democracia. Es muy probable que seguidores de otros lideres populistas autoritarios decidan emprender actos similares al saber que no habrá sanciones.

Jesús Sánchez Meleán

También te puede interesar:

¿A dónde vamos a parar?

Posición adelantada

Grave indecisión