febrero 4, 2023

Posición adelantada

Posición adelantada

Jesús Sánchez Meleán

A los tres minutos del comienzo del juego entre Ecuador y Qatar, anfitrión de la copa mundial, el ecuatoriano Enner Valencia anotó un gol que nos puso a soñar al ver el éxito de uno de los nuestros. Sin embargo, momentos después, el VAR determinó que el gol de Valencia no era válido. El VAR al que no se le pasa ni una detectó que media pierna del ecuatoriano estaba por delante del resto de la defensa qatarí. Por lo tanto, todo quedó invalidado. Fue una jugada muy buena jugada de Valencia que estaba en posición adelantada.

Otro que ha jugado en posición adelantada es el expresidente peruano Pedro Castillo. Resulta que se puso a inventar. Disolvió el Congreso de Perú antes de reunir las causales para que su acto fuese legal. Hace escasos tres años, el presidente interino peruano, Martin Vizcarra, disolvió el congreso convocando de inmediato unas elecciones congresionales junto con una reforma constituciones. Ese presidente se tomó el tiempo para preparar su jugada. Castillo no hizo lo mismo, y “a la brava” procedió.

Y como era de esperarse, el frágil y ahora breve presidente obtuvo la respuesta del propio congreso que pasó a destituirlo por haber alterado el orden constitucional. El acto de Castillo fue condenado en forma unánime por la corte suprema de justicia, el poder judicial, las fuerzas armadas, y todos los sectores que cuidan la legalidad en Perú. Todas estas instituciones determinaron, tal cual el VAR lo hizo con el gol de Valencia, que las acciones de Castillo eran inválidas. Con toda razón, Castillo está preso en espera de un juicio por sus actos.

Hay otros que también han jugado posición adelantada en la política exterior. Me refiero a que, haciendo caso omiso a la legalidad en Perú, los gobiernos de Colombia, Argentina, Bolivia y México expresaron que “aún consideran presidente de Perú a Pedro Castillo porque creemos que es una víctima de un antidemocrático hostigamiento”. Aunque pensándolo bien, creo que aquí la figura está equivocada. Creo que estas naciones anotaron fue un autogol. Y esto es particularmente revelador en el caso de México.

El país azteca tiene una tradición de al menos 80 años de respecto a la no inherencia en los asuntos políticos domésticos de otros países. Al haber suscrito ese comunicado están entrando en una contradicción. Es por eso por lo que el canciller Marcelo Ebrad tuvo que salir corriendo a enmendar el capote y decir que México solo estaba interesado en que se aplicara el derecho al asilo político, institución que ese país respeta. “El derecho de asilo es un derecho tradicional de México, que yo recuerde no se le ha negado a nadie”, dijo el canciller.

Ebrad confirmó que México ya había recibido la solicitud de asilo de parte de Castillo. Lo que también este veterano canciller sabe es que las instituciones jurídicas en Perú funcionan perfectamente. No es por casualidad que tres presidentes peruanos han cumplido condena luego de un juicio justo que siguió “el debido proceso”. Unos de esos presidentes, sigue preso. Otro, Ollanta Humala, también hombre de izquierda como Castillo y como los presidentes de México, Colombia, Argentina, y Bolivia, cumplió condena en su país y nadie chistó.

Le toca a Castillo enfrentar el juicio y pagar la condena. Mientras, el VAR debería determinar que Colombia, Bolivia, Argentina y México están fuera de juego. Aquí no se aplica ningún asilo político.

Jesús Sánchez Meleán

También te puede interesar:

Grave indecisión

Fortaleciendo la industria y el compromiso

Mi Familia Vota rechaza desinformación y lenguaje de odio