mayo 25, 2020

Firma invitada

firma invitada Por John Hickenlooper

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por nuestros columnistas invitados no reflejan las opiniones, creencias y puntos de vista de esta publicación.

En defensa de la salud

Por John Hickenlooper

Geólogo, cervecero, dueño de un negocio pequeño.
Ex alcalde de Denver. Ex gobernador de Colorado.
Aspirante al Senado de EEUU

El acceso a servicios de atención médica es un derecho, no un privilegio. Mientras Colorado enfrenta una crisis económica y de salud pública diferente a cualquier otra en nuestra historia, el acceso a la atención médica asequible es más importante que nunca. La Ley de Asistencia Asequible o más conocida como el Affordable Care Act (ACA), ha sido una fortaleza significativa contra la pandemia de COVID-19.

Cuando era gobernador, utilizamos esta ley para expandir Medicaid a 400,000 habitantes de Colorado y redujimos la tasa de personas sin seguro de nuestro estado por casi dos tercios. Esta expansión evitó el cierre de al menos 8 hospitales rurales en Colorado y ha sido llamada “un salvavida del coronavirus”. Incluso los hospitales pueden inscribir pacientes de COVID para Medicaid de inmediato si piensan que son elegibles.

La expansión de Medicaid en Colorado tuvo el apoyo de los dos partidos— unimos a legisladores de ambos lados. Cuando anunciamos nuestros planes para expandir el Medicaid, dijimos que era un paso más para que Colorado sea el “estado más saludable en los Estados Unidos.” En Washington, los republicanos todavía están intentando a revocar el ACA, que amenaza con quitarle la atención médica a los que obtuvieron cobertura a través de esa ley.

El senador Cory Gardner ha votado repetidamente para revocar el ACA y el presidente Trump se niega abrir de nuevo la inscripción en estados que no tienen sus propios intercambios. Gardner y Trump incluso apoyan una demanda judicial en la Corte Suprema que puede anular el ACA, terminando con la expansión de Medicaid y poniendo en riesgo las protecciones para personas con condiciones preexistentes — eso es casi 2.4 millones de habitantes de Colorado.

En este momento en que las personas más necesitan servicios de atención médica, esta demanda judicial puede quitarle la cobertura a más de medio millón de habitantes de Colorado que tienen seguro de salud por parte del ACA. Expandiendo el acceso al cuidado de salud no es la única manera como el Affordable Care Act ha sido esencial para combatir el coronavirus en Colorado.

El ACA también impulsó la innovación en telemedicina, que se está volviendo más importante que nunca durante la pandemia. En vez de ir a una clínica y arriesgarse a una infección, los pacientes pueden consultar con su médico por videollamada, esto es gracias al trabajo hecho por el Centro para la Innovación de Medicare y Medicaid del ACA.

Muchos de nosotros estamos sufriendo un aumento de estrés y ansiedad relacionado al virus, desempleo e incertidumbre. Los trabajadores de salud y otros en la primera línea están enfrentando un trauma todos los días. Gracias al ACA, la salud mental es un beneficio esencial — las compañías de seguro tienen un requerimiento para cubrir consejerías y otras necesidades de salud mental.

Cuando una vacuna esté disponible, es posible que la puedan obtener gratis por el ACA. El Fondo de Prevención de Enfermedades y Salud Pública del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades ha sido clave para combatir el virus — también está fundado por el ACA.

Proteger y expandir el acceso a la atención médica para ellos — y para todos los demás que dependen de los beneficios del ACA — será unas de mis prioridades en el senado. Washington tiene que dejar de jugar con nuestro acceso al seguro de salud y actuar un poco más como Colorado.


Firma invitada – Jared Polis / Gobernador de colorado

Firma invitada – Michael Hancock / Alcalde de Denver

Firma invitada – Ricardo F Gonzalez-Fisher