diciembre 7, 2022

Brady y Bündchen quedan en buenos términos

Brady y Bündchen quedan en buenos términos

Otra súper pareja que se divorcia es la de Tom Brady y Gisele Bündchen, ¿Qué está pasando en este mundo? Cada pareja de famosos que se está separando o divorciando nos deja boquiabiertos. Estas parejas perfectas, millonarias, famosas, bellos y bellas, hijos hermosos, mansiones, viajes, jets privados, sonrisas, una felicidad que llena de envidia hasta al más iluminado.

Aparentemente no era tanta la felicidad ni la perfección. Mi carnal siempre me dice, “si mi mujer se pareciese a la Bundchen o moviera las caderas como Shakira, yo sería tan feliz”. Yo le digo entonces, ahí tienes, mira este caso de Los Brady. Tom Brady de 45 años y la súper modelo brasilera Gisele Bündchen de 42 años, se divorcian después de 13 años de matrimonio.

“Llegamos a esta decisión de forma amigable y con gratitud por el tiempo que pasamos juntos. Fuimos bendecidos con hijos hermosos y maravillosos (Benjamín y Vivian) que continuarán siendo el centro de nuestro mundo en todos los sentidos. Continuaremos trabajando juntos como padres para asegurarnos siempre de que reciben el amor y la atención que merecen”, escribió el mariscal de los Tampa Bay Buccaneers.

Al parecer antes de que el agua llegara al rio, la estrella del fútbol, considerado como el mejor pasador de la historia de la NFL y como una de las grandes leyendas del deporte estadounidense, ganador de siete Súper Bowl,  había anunciado el pasado febrero que se iba a retirar, pero semanas más tarde Brady dio marcha atrás  a su decisión de forma sorprendente y esta temporada sigue compitiendo con los Buccaneers.

La retirada en falso de Brady ha sido señalada como la causa de su crisis con Bündchen. Como dice la canción “No es falta de cariño, te quiero con el alma…“. Qué alguien me explique. La Bundchen no aguantó más que Bradyt pusiera como prioridad su trabajo antes que a ella y sus hijos. En otras palabras, se cansó de estar tan buena y estar siempre sola.

No es que seamos entrometidos, pero, chico eso no se hace, y menos a una belleza como la Gisele. “El que tenga tienda que la atienda y sino que la venda”. Repito lo que escribí hace poco: ” Lo ricos también lloran”. Pero como acotaría la diva María Félix “pero es mejor llorar en un Ferrari“. Hasta la vista.


También te puede interesar:

Kate del Castillo, una verdadera reina

Kanye West continúa atacando a los judíos

Kanye West le pega a su familia