julio 25, 2021

Violentos disturbios sacuden a Sudáfrica

Violentos disturbios sacuden a Sudáfrica

EN JOHANNESBURGO| Hubo mas de dos mil detenidos mientras ejecutaban saqueos. (Foto/EFE)

SE CONTABILIZAN 117 FALLECIDOS EN LOS INCIDENTES

Nerea González/ Agencia Efe

Una oleada de violentos disturbios y saqueos masivos asoló Sudáfrica recientemente. Se cuentan 117 fallecidos y más de 2.000 arrestos en el que es considerado como el estallido de violencia más grave ocurrido en el país austral desde la conquista de la democracia en 1994. ¿Cómo llegó la “nación arcoíris” y país más desarrollado de África a esta situación?

El encarcelamiento de Zuma

Adorado por muchos por su imagen de “presidente del pueblo” y odiado quizás todavía más por sus grandes escándalos de corrupción, la entrada en prisión del penúltimo presidente sudafricano fue el detonante de las primeras protestas, que luego degenerarían en criminalidad. Zuma, de 79 años, fue condenado a finales de junio por desacato judicial.

Graves problemas socio-económicos

Transcurridos más de 27 años desde el fin oficial del sistema de segregación racista del “apartheid”, Sudáfrica lidia aún con las heridas heredadas de aquella época que afectan a la población negra. Según datos del Banco Mundial, la nación austral se mantiene como el país más desigual del mundo, el desempleo permanece enquistado en torno al 30 por ciento.

El malestar por la pandemia

Es el país con más casos y muertos por coronavirus en África. A mediados de 2020 estuvo entre las 5 naciones del mundo más golpeadas por la covid. El dominio de la variante beta en la segunda ola y de la delta en la presente tercera gran curva epidémica han obligado al país a imponer de nuevo y mantener las restricciones duras. La vacunación avanza muy lenta.

Alta criminalidad

Sudáfrica es un país con graves problemas de criminalidad general, especialmente en las grandes ciudades. Entre 2019 y 2020, la nación austral venía registrando una media de 58 asesinatos al día. La transformación de protestas y estallidos de violencia puntuales en oleadas de saqueos es un fenómeno relativamente frecuente, en menor magnitud que en días pasados.

Posibles fallos de inteligencia

La gran pregunta ahora, en una Sudáfrica dedicada ya a apagar los últimos conatos de violencia y a limpiar las huellas de la devastación, es dirimir la responsabilidad del caos de los últimos días. El Gobierno insiste en que ha sido un “sabotaje económico” y apunta a que la violencia fue orquestada e instigada para desestabilizar el país.


También te puede interesar:

Nuevo pedazo de tierra enfrenta a israelíes y palestinos

Benet, nuevo primer ministro de Israel

El papa incluye pederastia en Código de Derecho Canónico