septiembre 23, 2020

Un problema, una solución

Ser un ser Biosocioespiritual Amor en los tiempos de coronavirus Un problema una solución

Vivir a plenitud

Por María Alejandra Morales

Es agradable tener una vida sin problemas. Sin embargo, si vives estás expuesto a ellos, en todo momento. Unos son más grandes que otros. Unos en un área y otros en otras. Si prestas atención a las personas que te rodean siempre, siempre los vas a escuchar: “tengo un problema”. 

Y lo importante es conocer que así como tienes problemas, dentro de tí están las miles de soluciones que puedes tú encontrar dentro de tus fortalezas y el cambio de perspectiva de reconocer que lo que hoy ves como problema puede ser simplemente una oportunidad disfrazada.

Las empresas tienen un análisis para esas situaciones que llegan a la empresa y a sus trabajadores, y las cuales necesitan ser atendidas de manera eficaz. Se llama Análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas). Es un análisis completamente eficaz para las situaciones personales.

Como individuos es una ventaja conocer cuales son nuestras fortalezas para ponerlas a trabajar a nuestro favor al 100 por ciento. Conocer las oportunidades que son más las que existen, pero por estar sumidos en la perspectiva negativa, de estrés y del problema, estas son ignoradas.

Hay que tener cabeza fría y ser personas sabias para saber que nos conviene y que no; y que debemos permitir y que no.  Es saber aceptar lo externo que puede ser trabajado como la mayor oportunidad de nuestras vidas, es totalmente equivocado el dicho que las oportunidades solo tocan a la puerta una sola vez.

Las  oportunidades están allí esperando por tí y hay otras que pueden ser creídas y creadas.  Otros dos aspectos a conocer o reconocer son nuestras debilidades que al identificarlas puedes trabajarlas y las posibles amenazas o riesgos al ser visualizados ya por ese simple hecho van perdiendo su potencia amenazadora.

Es tan sencillo atacar un problema, tal cual como bien menciona el dicho: “tomar al toro por los cachos”. El verdadero problema está cuando permites a las personas opinar a través de la crítica, ya que de esta manera no está abordando la solución sino sumiéndote en el problema de manera profunda.

Nadie está pasando de manera igual tu situación, por lo tanto, cada problema en tu vida es la manera de avanzar a otro nivel. Y quién suma una idea a tu solución de problema, bienvenido sea. Esta pasa a ser una oportunidad de superación con experiencia ajena.

Sin embargo, esto no sucede de igual manera con la crítica, ya que esta no aporta, sino que resta energía, no platea una alternativa, y te deja centrado en los aspectos negativos de la situación. ¿Tienes un problema en este momento de tu vida?

El estar calificado para avanzar a un nuevo nivel depende del análisis que hagas del problema. Puedes sacar de allí abono o estiércol. Todo va a depender de la actitud que tomes ante el mismo; de las personas con las que te rodeas; y del nivel de concientización que tienes contigo mismo de conocerte y saber con que cuentas y que tienes que trabajar.

Posterior a esto, vas a pasar por problemas nuevamente. Pero, serán nuevos problemas de otro nivel, porque ya con los pasados has ido adquiriendo conocimiento, sabiduría, experiencia y vas a poder identificar los elementos que puedan en un futuro llevarte a situaciones problemas que ya son para tu vida una época pasada y superada.

Haz todo lo que puedes con lo que tienes, en el lugar donde estas. Acepta tus talentos, en tu ¡Aquí y Ahora!.  De ahora en adelante alégrate cuando veas un problema en tu vida, porque te está hablando de un nuevo nivel en tu vida, de cambios y de autoconocimiento. Y recuerda que ellos tienen fecha de expiración en la medida que sepas que es así.


También te puede interesar:

Comunicación Asertiva…

Amor en los tiempos de coronavirus

Ser un ser Biosocioespiritual