octubre 24, 2020

La reapertura de universidades generó 3.000 nuevos casos de COVID por día

reapertura de universidades generó 3.000 nuevos casos

Washington /KHN vía EFE

La reapertura de universidades en los Estados Unidos provocó un aumento de 3.000 nuevos casos de COVID-19 por día, según un nuevo estudio.

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte-Greensboro, la Universidad de Indiana, la Universidad de Washington y el Davidson College, rastreó los datos de teléfonos celulares y los comparó con las fechas de reapertura de 1.400 facultades, junto con las tasas de infección del condado.

“Nuestro estudio buscaba ver si podíamos observar aumentos tanto en el movimiento como en el recuento de casos, es decir, informes de casos, en los condados y en todo los Estados Unidos”, dijo Ana Bento, experta en enfermedades infecciosas y profesora asistente en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Indiana.

“Luego tratamos de entender si esta información era diferente en los condados donde había universidades o colegios comunitarios. En particular para ver si estos aumentos eran de mayor magnitud en los colegios con instrucción en persona”, dijo.

Casi 900 de esas escuelas abrieron principalmente a clases en persona, según el estudio.

La investigación examina el período desde el 15 de julio hasta el 13 de septiembre. No nombra instituciones o ubicaciones específicas, pero los investigadores encontraron una correlación entre las escuelas que intentaron la instrucción en persona y mayores tasas de transmisión de enfermedades.

Mayor tasa de infección 

Los investigadores comprobaron que solo reabrir una universidad agregó 1,7 nuevas infecciones por día por cada 100.000 personas en un condado, y tener clases en persona se asoció con un aumento diario de 2,4 casos por cada 100.000.

“No se observa tal aumento en los condados sin universidades, con universidades cerradas, o aquéllas que abrieron principalmente en formato virtual”, dice el estudio.

Al tener en cuenta si los estudiantes provenían de lugares donde la incidencia de la enfermedad era alta, se agregaron 1,2 casos diarios por cada 100.000 personas.

Los recuentos diarios de casos nuevos en todo el país durante el período analizado en el estudio oscilaron entre un máximo de 70,000 nuevos casos por día y un mínimo de 30.000, según datos compilados por The New York Times.

Los autores no dicen exactamente que fue un error que se hayan abierto universidades, considerando las muchas variables que enfrentó cada escuela.

Pero informes anteriores sobre los planes de reapertura en todo el país fueron confusos y caóticos, y no se ajustaban a ningún estándar, lo que ya pronosticaba un potencial de desastres cuando los estudiantes regresaran.

¿Comportamiento reprochable de los jóvenes?

De hecho, surgieron numerosos informes en todo el país que mostraban picos de COVID-19 en ciudades universitarias, a menudo atribuidos a las fiestas de los estudiantes. Incluso en la Universidad de Illinois, elogiada por sus preparativos, ha habido más de 2.000 casos en el campus desde que los estudiantes comenzaron a regresar en agosto.

Los casos alcanzaron su punto máximo una semana después de que comenzaran las clases y han disminuido desde entonces.

Los autores tampoco culpan a los jóvenes irresponsables, ya que estudiaron métodos de estudio, no comportamientos fuera del campus, donde algunos estudiantes han actuado de manera extremadamente pobre.

“Creo que es un poco injusto decir: ‘Oh, los estudiantes se están reuniendo y generando estos malos comportamientos que conducen a brotes’”, dijo Bento. “Creo que es más la idea de cuando ves una gran afluencia de todo el país, o de diferentes condados, a una ciudad universitaria que sabemos que tuvo una carga muy baja de COVID durante los primeros meses y, de repente, tenemos esta mayor probabilidad de infección, porque tenemos una gran comunidad de individuos que aún eran susceptibles”.

Agregó que, en lugar de buscar responsables, la idea del estudio era medir el problema y luego usar esos datos para averiguar cómo responder mejor, que es el tema de un estudio futuro.

“Para que la escuela pueda abrir en línea, en formato híbrido o cara a cara, debe haber una combinación diferente de estrategias que permitan detectar [casos] temprano, de modo que se pueda controlar la propagación en la comunidad, que es el mayor problema aquí”, dijo Bento.

Próximo semestre

Los investigadores esperan terminar ese trabajo relativamente pronto, mucho antes de que las universidades comiencen los nuevos semestres de primavera.

Algunas preguntas se respondieron, como cuánto del aumento en los casos se debe simplemente a que los estudiantes enfermos dan positivo cuando llegan, y cuánto proviene de la propagación del virus después de su llegada.

Otro es qué tan bien funcionaron acciones específicas para frenar la propagación, y si las diferentes medidas de seguridad locales ayudaron o perjudicaron.

Y hay una advertencia alarmante. Es casi seguro que el trabajo no capturó todo el alcance del aumento vinculado a los campus.

“Si bien este estudio estima alrededor de un aumento de 3.000 casos diarios, debemos tener en cuenta que es probable que esto sea una subestimación, porque todavía no vemos a las personas que son asintomáticas”, dijo Bento.

EFE News – khn/abm

Por Michael McAuliff

KHN (Kaiser Health News) es un servicio de noticias sin fines de lucro que cubre temas de salud. Es un programa editorialmente independiente de KFF (Kaiser Family Foundation) que no tiene relación con Kaiser Permanente.


También te puede interesar:

DPS extiende fecha para seleccionar programa en persona o virtual

CU-Boulder suspende clases presenciales

Hostigan a la Universidad de Princeton por su condena al racismo