junio 25, 2022

El Entrometido

El Entrometido

Ha terminado la mejor telenovela que alguna vez haya visto en mi vida. Hubo amor, pasión, acción, giros inesperados, y mucho, mucho, mucho morbo. Me refiero al final del juicio por difamación de Johnny Depp contra su exmujer, Amber Heard.

En el juicio que se alargó durante casi dos meses se reveló que tanto Depp como Heard ejercieron abusos físicos y verbales contra el otro. Sí, hubo testimonios y evidencias, como fotografías y grabaciones sobre fuertes discusiones entre los actores.

Ese maltrato se extendió por cinco años, tiempo que duró las relaciones entre ellos. Una de las revelaciones más interesantes fue la costumbre de Heard de cultivar amistades con derecho. Unos de esos amiguitos que hasta llegó a usar la cama nupcial de Depp fue Elon Musk.

Mientras, todo el público pudo conocer que las adicciones de Depp son bien profundas. Casi que el actor no puede mantenerse sobrio a ninguna hora del día ningún día de la semana. Esas adicciones convierten al actor en un ser violento.

El Entrometido

Las acusaciones entre las celebridades fueron reforzadas por los testimonios de psicólogos, policías, representantes, empleados domésticos. Habló hasta la terapeuta de la pareja, quien en una de las primeras declaraciones esbozó las características de los protagonistas del juicio.

A pesar de la gravedad y los detalles escabrosos de los turbulentos testimonios, este juicio que nos mantuvo atentos como si “El Señor de los Cielos” hubiese vuelto, no consistía en determinar si ellos eran o no culpables de maltrato o abuso.  

El jurado se tuvo que calar aquel culebrón. Y lo hicieron solo para determinar que Depp sí había sido difamado cuando Heart escribió en The New York Times la frasecita que indicaba que había sido “víctima de abuso domestico”.

El final de la historia no fue aquel de “fueron felices y comieron perdices”. En la última escena, Heart tiene que pagarle 15 millones de dólares a Depp. Mientras, el actor debe también pagar 2 millones de los verdes a su ex-esposa porque sus abogados alguna vez la difamaron a ella.

Aquí terminó el cuento.


También te puede interesar:

Alejandro Nones grabará serie en Turquía

“The Valet”, un homenaje a los inmigrantes hispanos

Sebastián Martínez promete hacernos reír