febrero 26, 2024

Sánchez agita el peligroso independentismo catalán

Sánchez Fuels Catalan Independence Sánchez fomenta independentismo catalán

(Fotos/ Morgan Smith)

REFLEXIONES DE MI VIAJE A BARCELONA

Morgan Smith / [email protected]

Click here to read the English version

Pedro Sánchez fue nuevamente envestido como primer ministro de España, después de llegar a un acuerdo con el partido separatista catalán, Junts (Juntos por Cataluña). El pacto de Sánchez para obtener los votos de Junts ha provocado ha provocado que decenas de miles de españoles salgan a las calles para protestar.

Junts, un partido pequeño con solo siete escaños en el Parlamento tiene ahora un enorme poder para seguir presionando por la independencia catalana. El pacto implica amnistía para cientos de personas procesadas por participar en el referéndum de independencia ilegal en 2017, especialmente el expresidente catalán, Carles Puigdemont, que exilado en Bélgica.

España, con 47 millones de habitantes, tiene 17 comunidades autónomas. Cataluña es la segunda más grande con 8 millones de personas. España también tiene cinco idiomas oficiales: español/castellano, valenciano, gallego, vasco y catalán. Barcelona, capital de cataluña es la segunda ciudad más grande de España.

Un mal paso

Barcelona en su área metropolitana tiene alrededor de 5.7 millones en comparación con los 6.8 millones de Madrid, la capital de España. Todas las comunidades autónomas están constantemente negociando con el gobierno central, especialmente en cuestiones fiscales. Sin embargo, Cataluña es la única región donde la independencia sigue siendo un tema candente.


En mi opinión, esta es una idea obviamente terrible que causaría un enorme daño económico a la región catalana si se implementara. ¿Por qué? Cataluña no podría ser miembro de la Unión Europea con todos sus beneficios. La membresía requiere la aprobación unánime de los países de la UE y, obviamente, España votaría en contra.


Tercero, las empresas con sede en otros países que utilizan Barcelona como su ubicación en España se trasladarían rápidamente a Madrid, despojando así la economía catalana. En tercer lugar, el resto de España boicotearía los productos de Cataluña. Por haber vivido en Barcelona, sabemos que los catalanes se sienten superiores por su fortaleza económica.

Sánchez fomenta independentismo catalán
Sánchez fomenta independentismo catalán

Separatismo como distracción

La frontera con Francia facilita el comercio. La zona tiene excelentes puertos marítimos y tierras agrícolas en el norte. Barcelona atrae turistas que buscan conocer la ciudad donde florecieron Pablo Picasso, Joan Miró y Antonio Gaudí. La Sagrada Familia de Gaudí recibe más de 3 millones de visitantes al año.


Siempre me pareció que el movimiento independentista era una distracción del hecho de que los gobiernos catalán y barcelonés estaban plagados de corrupción e ineficiencia. Cuando me desempeñé como presidente de la Sociedad Americana de Barcelona, las empresas norteamericanas nos decían que hacer negocios en Barcelona era muy difícil.


La acción de Sánchez ha reavivado claramente el feo debate catalán. La creciente animosidad entre los ciudadanos de Cataluña y los del resto de España es una tragedia. Es tarea de líderes como Sánchez encontrar una manera de aliviar esto.


También te puede interesar:

Embarazo virtual, nueva moda en China

Israel busca eliminar Hamás y rescatar rehenes

Frustran secuestro de hija recién nacida de Neymar