diciembre 4, 2020

“No se la jueguen con el COVID-19”

No se la jueguen con el COVID-19

HABLA FERNANDO HOLGUÍN, PULMONÓLOGO Y EPIDEMIÓLOGO

Redacción El Comercio de Colorado

Como integrante del equipo del hospital de Colorado University en Anschutz, Fernando Holguín, médico mexicano, ha estado atendiendo pacientes con COVID-19 que se encuentran en estado crítico. Esos pacientes no podrían estar en mejores manos. Holguín, estudió medicina en la Universidad La Salle en Ciudad de México (CDMX), su ciudad natal. Luego este mexicano continuó su educación de posgrado en la Emory University en Atlanta, Georgia. 

Holguín se especializó medicina interna con énfasis en los cuidados críticos que requieren pacientes con enfermedades pulmonares. Con el tiempo, Holguín se ha convertido en una autoridad mundial en asma que es una enfermedad pulmonar. Este médico entiende bien por lo que están pasando los contagiados por COVID-19 y al mismo tiempo sigue aprendiendo con ellos. “Me han sorprendido muchas cosas, entre ellas, la severidad con la que fallan los pulmones en algunos enfermos” nos asegura.  

El aprendizaje

Holguín nos revela que también le han llamado la atención “las manifestaciones no pulmonares, como esta ‘tormenta inflamatoria’ que les da a algunos pacientes”. Se refiere Holguín a la respuesta del sistema inmunológico de los pacientes que están en la fase más severa. El organismo libera una gran cantidad de citosinas, que actúan como un ejército, que van al ataque del intruso, el COVID-19. Este ejército de citosinas produce inflamación de los principales órganos del cuerpo causando una condición crítica y eventualmente la muerte.   

Este médico mexicano indica que han detectado como en una cuarta parte de los pacientes graves se han presentado coágulos. “Estamos trabajando para aprender como controlar estos efectos sobre el sistema de coagulación”. Holguín indicó que el virus de dejado salpullidos en la piel de afectados, lo cual describió como una manifestación muy extraña. Este experto también mencionó que “hay pacientes con COVID-19 que han tenido cuadros neurológicos importantes con dificultades en la concentración y en habilidades neurológicas”.

Le ha sorprendido a Holguín el impacto del COVID-19 en los niños. Los menores afectados no presentan síntomas agudos sino hasta un mes después del desarrollo de la enfermedad. “En los niños hemos vistos inflamaciones muy fuertes que pueden afectar el sistema circulatorio y hasta su corazón” afirmó. El médico indicó que los niños se pueden recuperar con esteroides. Pero, son un ejemplo de como el virus ha tenido manifestaciones que no habíamos visto.

No se la jueguen con el COVID-19

Habla el epidemiólogo

Este médico tiene los conocimientos y la propiedad para analizar los modelos de transmisión del COVID-12; sus causas; y la forma de controlar la epidemia. Además de pulmonólogo, Holguín tiene experiencia como epidemiólogo. “Es un virus de alta transmisión. Cada persona puede transmitir el virus a 2.5 -3 personas. Este tipo de infecciones afecta en lugares cerrados. Varias organizaciones serias piensan que el virus puede estar suspendido en el aire, tesis que se está evaluando”, explicó.

Holguín continuó. “Estamos en una fase de transmisión severa y agudizada. La causa es muchos estados, y en general en el país, no hemos tenido una respuesta uniforme. El uso de máscaras, el distanciamiento social, y el lavado de manos es obligatorio en algunos lugares, pero en otros no. Por otro lado, hubo lugares que flexibilizaron las restricciones en forma muy temprana. Este es el caso de Texas, en el sureste de EE. UU., donde vemos que la casuística ha aumentado terriblemente.

Este experto no esconde los pronósticos aun cuando no sean positivos. “La gente habla de la segunda curva, pero es que en realidad nunca hemos salido de la primera curva. La curva empezó a bajar un poquito y ha vuelto a crecer. El Institute for Health Metrics and Evaluation en Seattle estima que, para septiembre, u octubre, se van a registrar entre 180 y 200 mil fallecimientos por COVID-19. Lamentablemente, el numero de muertos y infectados va a seguir aumentando”, aseveró.

No se la jueguen con el COVID-19

Responsabilidad de los jóvenes

Holguín destacó que se está produciendo un mayor número de infecciones en gente más joven con un monto menor en el numero de la mortalidad. “La gente más grande no está saliendo y se está cuidando. Mientras, la gente más joven, que se siente menos vulnerable, no está cuidándose”, dijo. El médico mexicano resaltó ha visto un mayor número de personas en los 30 y 40 años llegando a la terapia intensiva y usando un ventilador.

Y muchos de esos jóvenes, sin ningún factor de riesgo, ha muerto. “Le quiero decir a la gente joven que no crea que por jóvenes no les va a afectar el virus. Se la están jugando. No sabemos por que razón hay gente que los ataca de manera muy severa y otros no.
No se la jueguen, cuídense, protéjanse. Protejan a los familiares mas grandes y a aquellos que son mas vulnerables”
, destacó.

Preguntas y respuestas

¿Cuáles deben ser las decisiones de salud pública a tomar en este momento?

Fernando Holguín: Si hay zonas con altos niveles de contagio, estas deben volver a un cierre. Deberían volver a la fase uno. Pero, si hay lugares donde la gente está tomando precauciones y el nivel de transmisión es bajo, es posible abrir la economía un poco más. Todo esto tiene que estar basado en la evidencia, en los datos. Que hay que estarlo reajustando continuamente. Los registros estatales tienen un conteo de casos. Y si vemos un aumento en la curva hay que tomar decisiones serias. Hay que volver a cerrar bares, restaurantes.

¿Cuáles precauciones personales se deben tomar?

FH: Lo efectivo son las máscaras; el distanciamiento social; el lavado de manos; y la reducción de los contactos sociales.

¿Se deben abrir los colegios para clases presenciales?

FH: Yo creo que las escuelas deben de reaccionar de manera local y regional. En ciudades con bajos contagios, quizás las escuelas deben abrir teniendo la mitad de sus alumnos con un turno en la mañana y la otra mitad con un turno en la tarde. Se debe separar a los alumnos lo más que se pueda. No debemos crear decisiones de salud pública para que sean armas políticas. El hecho de abrir las escuelas ahora es una cosa meramente política para la reelección de Trump. Pero, no se está siguiendo las instrucciones de los CDC.


También te puede interesar:

El Poder de la Gratitud

La solución para la traición

Subscriptores de Denver Water reciben jarras y filtros