septiembre 24, 2021

Los errores del “Tata” en la Final de la Liga de Naciones

Los errores del “Tata” en la Final de la Liga de Naciones

DEBERÁ APRENDER A COMER “PICANTE” EN LA COPA ORO

Por Abel Flores @amantesdeldeporte2020 

El director técnico de la selección mexicana, el argentino Gerardo “Tata” Martino, vivía una época muy tranquila y hasta placentera como entrenador del “Tri” desde el mismo día que firmó con la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) el 7 de enero de 2019. Pero como en esta vida todo tiene su final, ya ese dulce ciclo terminó con la derrota en la Final de la Liga de Naciones de la Concacaf 2021 contra el archirrival de México: USA Team.

El “Tata” es un entrenador experimentado y que viene de la escuela del fútbol argentino, que por cierto esa filosofía siempre ha tenido cabida y éxito en el fútbol mexicano. Martino acertó múltiples veces en las convocatorias, sistema de juego y recambios con su selección pero la Liga de Naciones era un torneo engañoso donde México y en particular el “Tata” tenía mucho que perder y poco que ganar. ¿Cuáles fueron los errores del rosarino en la final perdida?

Jugar sin “9”

Un equipo con un buen delantero, ese “9” nato que se inventa goles, siempre es una virtud en un deporte donde anotar es algo en extremo difícil. El “Tata” no convocó a Javier “Chicharito” Hernández, el máximo goleador en la historia del “Tri”, por sus problemas de indisciplina en septiembre de 2019, pero ningún castigo deportivo debe ser eterno.

Si un director no convoca al goleador histórico de un país tiene que asumir que si el equipo no mete goles la culpa será del seleccionador, pero si lo convoca y no hay goles la culpa será del jugador. El “Tata” tomó su decisión y debe asumirla.

Si “Chicharito” no es del gusto de Martino y si Raúl Jiménez aún no está apto para jugar al fútbol el Dt tenía en la banca a Alan Pulido y a Henry Martín. Cualquiera de ellos podría haber sido titular contra EEUU y así poner un referente que preocupara a los centrales rivales. La falta de goles de México en la semifinales contra Costa Rica ya era una advertencia de que en el ataque las cosas no estaban bien.

 El “Chucky” Lozano no es centro-delantero

El no jugar con un “9” nato hizo que el Tata cometiera un segundo error, producto del primero, y es “descolocar” a uno de sus mejores atacantes, el extremo Irving “El Chucky” Lozano, quien se vio forzado a jugar de delantero-centro cuando él no tiene ese biotipo en su juego. Doble error: ni juegas con un “9” ni le sacas todo el provecho a un jugador tan rápido y habilidoso por la banda como Lozano.

Cambios tardíos

El “Tata” es un gran estratega y formador, su experiencia internacional y currículum son innegables, pero sorprendentemente no estuvo acertado ni con los cambios ni en los tiempos en los que lo realizó. El atacante Uriel Antuna tuvo un partido muy bajo de ritmo y fue hasta el minuto 78’ cuando el “Tata” decidió sacarlo para introducir a Diego Lainez, quien en menos de 180 segundos en cancha anotó el segundo gol de México que en ese momento dejaba moribundos a USA Team y a México a minutos de levantar la copa. ¿Qué hubiese pasado si el “Messi” mexicano Lainez hubiese jugado más minutos?

Las metas para la Copa Oro

Después del fracaso en la Liga de Naciones a México y a su técnico solo le sirve ganar. Así que esta derrota debe fortalecer a la selección y el “Tata” debe aprender de sus errores y tomar decisiones acertadas y lógicas en la alineación. Un técnico debe hacer lo que dice el manual no escrito del fútbol y así no recibirá críticas lógicas ni de la prensa ni de los fanáticos -aunque de las ilógicas no hay manera de escapar nunca.

Pero si el director técnico decide inventar “cosas” o conceptos, en un deporte que ya fue inventado hace más de un siglo, las críticas lloverán no solo socavando al entrenador sino también a los jugadores y a la moral del equipo. Es como un castillo de naipes. El “Tri” no es una escuela, así que los once que estén en cancha deben merecerlo no solo por talento, sino también por rendimiento futbolístico dentro de los minutos que estén en cancha y por sus posiciones definidas.

Al ex entrenador de México, el colombiano Juan Carlos Osorio, se le criticó durante toda su gestión no tanto por los resultados sino por las formas. A los entrenadores se les juzga por las formas de juego porque los resultados serán culpa siempre de los jugadores. Cada quien que cumpla su rol.


También te puede interesar:

La gran victoria de Djokovic

Los futbolistas estadounidenses y las adversidades del soccer

Luis Suárez espera un debut “complicado” frente a una contundente Argentina