septiembre 25, 2021

La gran victoria de Djokovic

La gran victoria de Djokovic

Redacción El Comercio de Colorado

El serbio Novak Djokovic se mete de lleno en la carrera por acabar como el tenista más laureado de todos los tiempos, que hasta ahora lideraban el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal. Su triunfo en Roland Garros, tras destronar al 13 veces vencedor de la arcilla parisiense, le coloca con 19 Grand Slam, por primera vez en su carrera a solo a uno de sus rivales, con un año menos para imponerse en todas las superficies.

Djokovic está batiendo marcas que indican que tiene todos los ingredientes para superar a sus dos predecesores: es el primero en la era Open que ha ganado, al menos dos veces, los cuatro grandes, 9 de los 10 Masters 1.000, cinco veces la Copa de Maestros y posee el récord de número de semanas en el número 1 del mundo.

El serbio tenía una espina clavada en París, donde no lograba destronar a Nadal. Cierto que ganó el título en 2016, pero lo hizo con el español eliminado por lesión. Esta vez, le ganó en la plenitud de su forma, otra frontera superada. En 2019 hizo lo mismo con Federer en Wimbledon, en una final épica en la que el suizo tuvo dos pelotas de partido, pero que acabó con triunfo del serbio en el grande favorito de Federer.

A sus 34 años, Djokovic presenta un buen estado de forma, es también el tenista que más partidos ha ganado a cinco sets, lo que demuestra que el físico le acompaña en su viaje, al igual que el tiempo, que corre a su favor.

Ser el mejor

Djokovic no oculta su ambición: “Quiero acabar mi carrera como el mejor tenista de la historia”. “Ahora estoy más cerca, pero ellos también juegan todavía, especialmente Rafa, con su gran nivel”, aseguró tras imponerse al griego Stefanos Tsitsipas en la final. Las comparaciones siempre son difíciles, pero el serbio va acumulando una serie de hitos incontestables.

Tras sus triunfos en Australia y París, en un enorme momento de forma física y madurez mental, está en ruta para ganar los cuatro grandes, algo que nadie ha conseguido en un mismo año desde el australiano Rod Laver en 1969.”Ya estaba en esa misma situación en 2016 y perdí en tercera ronda en Wimbledon”, recordó el tenista tras su éxito en Roland Garros.

Además, puede sumar un detalle más, ya que es año olímpico y a los cuatro grandes podría añadir el oro en Tokio, el llamado Golden Grand Slam, una gesta que ningún hombre ha logrado y del que solo puede presumir la alemana Steffi Graf. Todo le sonríe al serbio, que hace bien en acordarse de 2016, un año en el que nada parecía detenerle, invencible en todas las superficies, pero en el que descubrió un enemigo inesperado: él mismo.

Tras su victoria en París, la primera, Djokovic perdió la ambición, se quedó sin objetivos y comenzó una travesía del desierto que le apartó de los primeros puestos del ránking. Una depresión de resultados inédita para un jugador de su talla, que llevó a levantar especulaciones sobre su continuidad en el circuito.

Pero el serbio encontró de nuevo el hambre y volvió a ganar. De aquel episodio salió un Djokovic más maduro, menos temperamental, que ya no dejaba escapar esos partidos que antes se le iban por fallos mentales. El serbio está más sereno y no parece que la edad le esté afectando.

Es el tenista que más Grand Slam ha ganado tras haber cumplido 30, 7, uno más que Nadal, tres más que Federer, Rod Laver y Ken Rosewall.  La carrera está lanzada y Djokovic la afronta con ventaja. El reloj corre a su favor y el tenis parece que también.


También te puede interesar:

Los errores del “Tata” en la Final de la Liga de Naciones

Los futbolistas estadounidenses y las adversidades del soccer

Luis Suárez espera un debut “complicado” frente a una contundente Argentina