abril 12, 2021

El Entrometido

El Entrometido

La gente no ha parado de hablar de la entrevista de Meghan Markle y el príncipe Harry con la “mera mera” de la televisión Oprah Winfrey. Según datos de los expertos, la entrevista de los Duques de Sussex fue vista por más de 80 millones de personas en Estados Unidos.

Todos quedamos sin aliento con las revelaciones de Meghan y Harry. Especialmente, la denuncia que ha causado mayor controversia fue la referida a la preocupación de algunos miembros de la familia real por el color de la piel que tendría el primogénito de la pareja, Archie.

La exclamación de la presentadora Oprah no tuvo desperdicio al oír semejante revelación. Fue un contundente ¡Quéeee! que se ha convertido en viral en múltiples plataformas. Sin embargo, el dato más aterrador fue el referido a los pensamientos suicidas de Meghan, al sentirse presionada por los tabloides ingleses.

También contribuyó al estado de Meghan, la frialdad de la casa real hacia su persona. Pero también se reveló el distanciamiento de Harry con su padre el príncipe Carlos y su hermano Williams. La historia se repite, pero, en circunstancias diferentes y les explico la razón.

Para todos es conocido el caso de la madre de Harry, Lady Di. Todo el planeta se enteró como fue tratada y maltratada por La Casa Real Británica. Eso sin mencionar el repudio y los cachos del melifluo y desabrido de Carlos de Inglaterra. Cuando Lady Diana llega a la familia real era una jovencita tímida e ingenua. Ella se casaba con el amor de su vida y que creía en el honor de “La Institución Británica”.

Era una chica manipulable. Solo buscaba el amor de su esposo y formar un hogar. En “The Crown”, temporada 4, está la historia completica. Meghan pasaba por la misma historia. Pero, Meghan a diferencia era una chica madura, fuerte, decidida, con criterio, con sus propios valores. Ella llego a la familia real con su propia fortuna que no heredó sino que se la ganó con su talento.

Meghan no era inglesa, por lo cual pudo superar el peso y la opresión de la corona. Lo más importante es que Harry si ama a Meghan y le supo dar todo el apoyo a su esposa. Tanto que abandonaron la corona para ser dueños de sus propias vidas. Bravo por Harry.

Se necesitan muchos Harry que estén dispuestos a abandonar todo por una causa justa. No es cualquier cosa renunciar a su rango como príncipe; a su privilegio económico; a sus tradiciones; a su familia; y a todo el honor de ser un miembro de La Casa Real Británica.

¿Están todavía viviendo en los tiempos de la colonia los miembros de la casa real? No se dan cuenta que ya estas monarquías rancias y descoloridas no son de ninguna utilidad. Perdieron a un gran recurso que era Meghan. Ella le hubiese dado un toque de frescura a la monarquía.


También te puede interesar:

Borja Voces disfruta estar “en su mero mole”

Britney Spears viven un infierno

Camilo desviste su alma en forma de música