enero 15, 2021

Alerta máxima en la capital

Alerta máxima en la capital

PREVENIR VIOLENCIA| Guardias Nacionales apostados en las inmediaciones del congreso. (Foto/EFE)

FBI ADVIERTE SOBRE POSIBLES ATAQUES VIOLENTOS

Washington/Agencia Efe

Más de 20 mil miembros de la Guardia Nacional fueron desplegados en la capital de los EEUU. Este contingente militar se encuentra en posición para prevenir eventos violentos con motivo de las investidura del presidente electo, Joe Biden, el 20 de enero. El Pentágono considera que el número de efectivos destinados a reforzar la seguridad en la capital estadounidenses se debe acercar a los 30 mil, a los que se sumarán los cuerpos de la Policía del Capitolio, la Policía de Parques Nacionales, la policía local de Washington y el Servicio Secreto.

Por primera vez desde la Guerra Civil (1861-1865), varios centenares de soldados fueron acuartelados en el interior del Capitolio, donde tuvieron que dormir en los suelos y pasillos de mármol, rodeados de la suntuosidad de la sede legislativa. Las autoridades de Washington se han visto obligadas requerir unidades de la Guardia Nacional de Maryland y Virginia, estados vecinos, así como de una fuerza de reacción rápida especializada en disturbios.

El pasado 6 de enero, mientras las dos cámaras del Congreso se reunían para certificar la victoria electoral de Biden, una multitud violenta irrumpió al asalto el Capitolio, tomándolo durante varios horas y con el resultado de cuatro muertos entre los manifestantes, una de ellas por herida de bala, y de un policía por un golpe en la cabeza. Trump instigó a la multitud en una intervención previa frente a la Casa Blanca. En algunos casos algunos de los participantes ya habían avisado de sus intenciones en internet.

Alerta máxima en la capital

DENTRO DEL CAPITOLIO| Un buen numero de soldados permanecen dentro del edificio.

Alerta roja en todo el país

El secretario del Ejército, Ryan McCarthy, dijo que deben ser cuidadosos a la hora de enviar a la Guardia Nacional de otros estados a Washington, ya que hay amenazas de disturbios durante la investidura no solo en la capital, sino también en las sedes de gobierno de los 50 estados del país. Directivos del FBI han advertido a los jefes de policía de grandes ciudades de EE.UU. que sus fuerzas deben estar en “alerta roja” y que comuniquen toda la información de inteligencia de la que dispongan ante posibles ataques violentos por la investidura de Biden.

Según The New York Times, el director del FBI, Christopher Wray, y el director interino del Servicio de Ciudadanía y de Inmigración de EE.UU., Kenneth Cuccinelli, se mostraron profundamente preocupados en una llamada telefónica que se extendió 45 minutos por la posibilidad de que se desate violencia extremista, contaron al medio algunos de los participantes en la conversación. Wray apuntó en la llamada que “hay que seguir compartiendo demasiada información de inteligencia”, según el jefe de Policía de Miami, Jorge Colina.

“No quieren que asumamos que ellos ya saben algo en concreto, así que cualquier cosa con la que nos crucemos, que por favor se la enviemos”, apuntó Colina. Los funcionarios señalaron que lanzarán una advertencia de amenaza nacional en la que se urgirá a ser cautos en los próximos días, según un policía que también escuchó la llamada pero que pidió permanecer en el anonimato. “Están muy preocupados por lo que denominaron extremistas violentos domésticos y que se puedan empotrar en las protestas”, dijo la fuente anónima.

Alerta máxima en la capital

Obligado calmar los ánimos

Ante las múltiples informaciones que apuntan a nuevas concentraciones armadas antes de la investidura de Biden, el presidente Trump, pidió a sus seguidores no incurrir en “violencia” ni romper la ley en los próximos días. ” Urjo a que no debe haber nada de violencia, nada de romper la ley y ningún vandalismo de ningún tipo”, dijo Trump en un comunicado difundido por la Casa Blanca. Y continuó, “eso no es lo que yo defiendo, y no es lo que defiende Estados Unidos. Pido a todos los estadounidenses ayudar a rebajar las tensiones y calmar los ánimos”.

Pese a la petición de Trump de evitar la violencia, algunos analistas creen que el mandatario saliente ha envalentonado todavía más a los extremistas con sus afirmaciones de que el juicio político que se está preparando en el Congreso está generando mucho “enfado” en el país.


También te puede interesar:

Abren nuevo juicio político a Trump

Estudian vacunar a mayores de 65 años

Hospitales y droguerías