septiembre 21, 2020

Y los sueños pa’ cuando

Por María Marín

Hace unos días me visitó uno de mis hermanos que vive en Puerto Rico. Esa visita me hizo pasar una semana muy acogedora. Entre tantas conversaciones que tuvimos, pues nos acostábamos todas los días en la madrugada, me dijo “Puchita-como me dicen de cariño, este año voy con toda. Voy a hacer ese proyecto que tanto he deseado”. Lo escuché atentamente.

Sé que como para mi hermano como para muchas otras personas, los primeros meses del año son sinónimo de volver a comenzar o si no díganme ¿Cuántos de ustedes en estos días sienten ganas de ir al gimnasio; de adelgazar; de buscar nuevas oportunidades; de cambiar de trabajo; y de querer sacar proyectos adelante?

¿Cuántos creen que es el momento ideal para cambiar hábitos? Pareciera que el primer trimestre del año es como ese borrón y cuenta nueva que muchos anhelan para comenzar de nuevo. Lo bonito de la vida es que todos los días nos da la oportunidad reinventarnos y comenzar.

Incluso te hablo por experiencia propia. Yo hice realidad el sueño de tener mi propio show cuando me dijeron “tienes cáncer” y de solo pensar que podía morir sin cumplir lo que siempre había anhelado, tomé acción y empecé en marzo del 2017 y ahí descubrí lo real que es ese dicho “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”.

El momento perfecto para empezar cualquier proyecto es cuando el deseo de cumplirlo esta latente y constante en tu corazón. Es cuando no puedes sacar ese sueño de tu mente. Si este es tu caso, te recuerdo que el momento ideal para comenzar no es cuando todo este perfectamente alineado y no haya ningún inconveniente, ¡eso jamás va a suceder!

Así que al igual que le dije a mi hermano, te digo a ti, “lánzate ya”.