septiembre 22, 2023

Firma Invitada – Defendiendo la ética y la seguridad de los estudiantes en DPS

Defending Ethics and Student Safety in DPS Defendiendo la ética y la seguridad de los estudiantes en DPS

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por nuestros columnistas invitados no reflejan las opiniones, creencias y puntos de vista de esta publicación.

Bernard Duthit

Click here to read the English version

Los hechos son claros en el caso reciente de Kurt Dennis ahora exdirector de la Escuela Internacional McAuliffe. Dennis fue removido de su cargo por parte del Superintendente de las Escuelas Públicas de Denver (DPS) porque violó la ley y lo hizo de una manera egoísta y poco amable. El despido de Dennis se debe a que irrespetó una ley federal de privacidad de los estudiantes conocida como FERPA. Dennis compartió intencionalmente registros estudiantiles confidenciales con los medios de comunicación locales.

Apoyamos firmemente la decisión del superintendente de DPS, Alex Marrero, de despedir a Dennis. Esta decisión no equivale a un desprecio por la seguridad de los estudiantes. En cambio, subraya la importancia del cumplimiento de las leyes y las normas éticas en nuestras instituciones educativas. Los padres de McAuliffe aliados con Dennis y un grupo influyente de líderes escolares de las zonas de innovación de DPS han estado difundiendo información errónea sobre esta situación.

Estas perspectivas sesgadas que dejan de lado hechos importantes sobre este caso han dominado la cobertura mediática reciente. No es sorprendente que las opiniones de otros sin los mismos recursos y conexiones no hayan recibido la misma cobertura mediática. Debemos examinar de cerca cómo funcionan el poder y los privilegios dentro de nuestro Distrito y priorizar las voces de aquellos cuyas experiencias vividas les brindan la comprensión necesaria para resolver estos problemas de manera efectiva.

La evidencia revela que Dennis tenía un patrón de discriminación contra los estudiantes de grupos minoritarios. A la causa de su despido se agrega la violación del protocolo de disciplina del DPS al intentar transferir a la fuerza a un estudiante de la McAuliffe. Se ha conocido que Dennis habría proporcionado información falsa a un oficial de justicia y habría mostrado un patrón recurrente de quejas de discriminación en su contra desde 2021. Él habría usado su dirección de correo electrónico de DPS para asuntos personales y políticos en 2022. Dennis también habría difundido información errónea a las familias de McAuliffe.

Defendiendo la ética y la seguridad de los estudiantes en DPS

Esta situación ha generado preocupaciones legítimas sobre la seguridad dentro de DPS. De manera alarmante, estamos presenciando que el miedo a la violencia armada se extiende más allá de los vecindarios con problemas socioeconómicos hacia áreas prósperas, destruyendo la ilusión de seguridad que brinda la riqueza. Este miedo, ya sea una nueva realidad para algunos o un trauma generacional para otros, es universalmente inaceptable.

Independientemente de sus conexiones con el poder, cada dirigente de una institución educativa debe rendir cuentas por sus acciones. Agradecemos que el DPS mantenga su compromiso y verticalidad al tomar acciones para apoyar a los estudiantes más vulnerables. Me refiero a dar apoyo a estudiantes: con discapacidades; sin hogar; viviendo en hogares de guarda; refugiados; y criminalizados. Defender sus derechos y garantizar su seguridad es nuestra responsabilidad.

Lamentablemente, duele mucho que todos los candidatos que compiten por un puesto en la nueva junta escolar han respaldado públicamente la reincorporación de Dennis. Estos individuos deben enfrentar algunas preguntas difíciles. ¿Pueden respaldar a un director que aparece en la televisión en horario de máxima audiencia para mostrar un registro estudiantil confidencial? ¿Es apropiado explotar la tragedia de otro estudiante para beneficio personal? ¿Cuántas denuncias de discriminación pueden desestimar por apoyar a una persona que consideran “ejemplar”?

Las escuelas públicas son la piedra angular de nuestra sociedad. Estas instituciones tienen la tarea de servir a todos los estudiantes sin distinciones. Cualquier sugerencia de que un niño “no pertenece” aquí o allá es totalmente inaceptable. Debemos crear un ambiente donde todos los niños se sientan seguros, amados y valorados. Es hora de preguntarnos: ¿Quién de nosotros defenderá esta causa, incluso cuando eso signifique enfrentarse a sus amigos y aliados?


También te puede interesar:

Firma Invitada – ¿Podrá Biden eliminar el “muro flotante” de Abbott?

Firma Invitada – ¿Se terminó el Sueño Americano?

Firma Invitada – Caraveo falló al no reducir factura de electricidad de Colorado