noviembre 26, 2022

Europa se está asando por la ola de calor

Redacción El Comercio de Colorado

Calor, sequía e incendios desplazan en las conversaciones de los ciudadanos europeos a otros asuntos como la crisis económica o la guerra en Ucrania, con los termómetros disparados y con Inglaterra en alerta roja por primera vez en su historia por una ola de calor.

Si bien el caso de Inglaterra es muy llamativo, el resto del Reino Unido permanece en alerta naranja, con temperaturas que pueden superar los 40 grados centígrados, según la oficina meteorológica local, Met. Londres es la ciudad que más está sufriendo el rigor de la canícula.

Según la Met, esta ola de calor tiene impacto “en las personas y las infraestructuras” y que puede llegar a generar una “situación muy opresiva”, con 41 grados por varios dias. Sin embargo, la situación es peor en Francia, donde quince departamentos de la fachada atlántica están en alerta roja y la ola de calor se ha apuntado algunos records.

Landiras (France), 19/07/2022.- A handout photo made available by the Gironde Fire and Rescue Departmental Service 33 (SDIS 33) shows firefighters battling a forest fire in La-Teste-de-Buch, France, 19 July 2022. The Gironde area of France is in the grip of two wildfires. (Incendio, Francia) EFE/EPA/SDIS 33 HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES

Unos de ellos el del puerto bretón de Brest con 35,8 grados -algo más de dos grados y medio que el anterior, de 1949- aunque el problema más grave aquí son los incendios.
Unas 11.500 personas han sido evacuadas en las localidades de Villandraut, Noaillan y Léogeats, cerca de Landiras, y de los barrios de Miquelots y Pilat en La Teste de Buch.

El incendio en el sur de Burdeos ha devastado unas 15.000 hectáreas. Sumadas a las 16.000 de hace pocos dias, son cerca de 28.000 las personas desalojadas de sus domicilios o de cámpings de la zona y, aunque no ha habido víctimas mortales, algunos edificios han sido pasto de las llamas.

La buena noticia es la llegada de un frente de tormentas que descargará entre los Pirineos y la frontera belga, con lo que el calor quedará acorralado en el sureste de Francia. En España la intensa, duradera y extensa ola de calor llega tras nueve días de máximas entre los 39 y los 45 grados que, según estimaciones.

Paris (France), 19/07/2022.- Parisians and tourists cool down in the fountains of the Louvre Museum’s Pyramide in Paris, France, 19 July 2022. France faces a heat wave that affects the whole country, along with forest fires, with temperatures reaching 40 degrees Celsius throughout the territory. (Incendio, Francia) EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON

Las altas temperaturas han podido causar 510 muertes. Además, los incendios activos en España se han cobrado ya dos vidas y han arrasado, al menos, unas 25.000 hectáreas, favorecidos por las altas temperaturas y el viento. Italia también sufre, con termómetros de hasta 42 grados por el día y 30 por la noche en el centro y norte del país.


Los meteorólogos italianos ya advierten de que la semana actual será la más calurosa de 2022 debido al anticiclón africano bautizado significativamente como “Apocalypse4800”. Se esperan temperaturas récord incluso en macizos alpinos como el Mont Blanc, donde se espera una máxima inédita de 10 grados.

El ascenso de temperaturas en los glaciares puede provocar catástrofes como el reciente desprendimiento de la Marmolada en los Dolomitas, que causó once muertos. Situación parecida se vive en Austria con el mercurio en 37 grados en su parte este, no alpina, y donde el agua del lago Neusiedler está en su punto más bajo desde 1965.

En Montenegro, un incendio azota la localidad de Kabao, próxima a la ciudad adriática de Herceg Novi, mientras en Suiza la alerta por calor afecta al oeste, la parte francófona del país, sobre todo a los cantones de Ginebra, Valais y Basilea, con temperaturas de hasta 39 grados.

En Países Bajos, la alerta es amarilla por calor tropical hoy con temperaturas de hasta 35 grados en el centro y el sur y mañana será naranja, con termómetros que podrían superar los 39 grados, lo que ha llevado a la aplicación del Plan Nacional de Calor e incluso al retraso de la popular Marcha de los Cuatro Días de Nimega.

Dublín alcanzó una temperatura de 33 grados centígrados, la más alta registrada en la ciudad desde que se toman estos datos, según la Oficina Meteorológica (Met Éireann).
En el Mediterráneo oriental, Chipre está en alerta amarilla con temperaturas de hasta 39 grados en el interior que se espera se mantengan.

Mientras Grecia registra valores calurosos pero normales para la época, si bien el ambiente propicia incendios forestales todos los días. En la región de Acaya, en el sur, y en la isla de Eubea, donde al año pasado varios fuegos arrasaron la cuarta parte de su superficie.

En la orilla sur del Mediterráneo el calor también alimenta el fuego y, en Marruecos, los equipos de extinción luchan por sexto día consecutivo contra varios incendios forestales declarados en cinco provincias que han quemado unas 6.600 hectáreas, en su mayoría de alcornocales, además de provocar la evacuación de 1.300 familias en Larache.