julio 25, 2021

El Salvador usará el bitcóin como medio de pago

El Salvador usará el bitcóin como medio de pago

COMERCIANTES SALVADORENOS | Dos vendedores caminan con mercadería en una calle del centro de San Salvador mientras esperan detalles sobre el funcionamiento del bitcóin.  (Foto/EFE)

TEMEN QUE EL PAÍS SE CONVIERTA EN UN PARAÍSO FISCAL

Redacción El Comercio de Colorado

El Salvador permitirá que el bitcóin se use como moneda de intercambio de curso legal, tras la aprobación de ley de implementación. La decisión fue tomada pese al riesgo que el país centroamericano se convierta en un paraíso fiscal que propicie el lavado de dinero y la evasión fiscal. La ley bitcóin, aprobada por la asamblea legislativa salvadoreña, entrará en vigor en un plazo de noventa días y convertirá a El Salvador en el primer país del mundo en aceptar el bitcóin como medio de pago.

Para el economista Ricardo Castañeda, uno de los expertos que advierte sobre dicho riesgo, la ley “no debería entrar en vigor en noventa días porque se requiere de más tiempo para explicar a la ciudadanía cómo funcionaría, cuáles serían los beneficios y qué implicaciones tendría”. Adicionalmente, indicó el economista, “creo que antes que entre en vigencia se debería de contar con estudios técnicos que realmente permitan constatar que los beneficios van hacer mayores que los costos”.

Consecuencias y reacciones

Castañeda señaló que lo aprobado por el parlamento es un “hecho inusual” porque ningún otro país lo tiene como referente, por lo que “no sabemos cómo van a reaccionar los otros países”. Sin embargo, señaló, “es muy posible que el perfil de riesgo de el salvador aumente, que las calificaciones de riesgo también se incrementen y que las tasas de interés puedan subir”. Que el salvador se convierta en un paraíso fiscal es una de las posibles consecuencias, de acuerdo con el economista.

Según este experto, “lo que sucede al adoptar una moneda de este tipo es que se puede propiciar que el país se convierta en un paraíso para el lavado de dinero, esto sí puede provocar que otros países puedan poner a El Salvador dentro de sus listados negros”. Señaló que en la ley quedó establecido, en el artículo 5, que todos los intercambios en bitcóin no estarán sujetos a impuestos sobre las ganancias de capital.

Lo anterior significa que “si una persona o una empresa tiene sus transacciones en dólares, pero los pasa todos a bitcóin simplemente quedará exento del pago de impuesto y a partir de ahí es una forma implícita de que El Salvador se pueda convertir en una especie de paraíso”. El experto señaló que las oportunidades que traería el curso legal de dicho criptoactivo “van a depender qué tanto el gobierno logré generar la infraestructura adecuada para que toda la población realmente tenga la educación financiera necesaria”.

Oportunidades e implicaciones

“Se habla de más inversiones, pero por el momento esas inversiones son más en el ámbito especulativo y el hecho aquí es lograr que se transforme en el ámbito real”, apuntó Castañeda. Las implicaciones que se puedan tener son “variadas”, pero el punto es que obligar a que se acepte el bitcóin, tal como lo establece la ley, “es un riesgo muy grande por la volatilidad que se tiene”. El artículo 7 de la normativa señala que todo agente económico deberá aceptar el bitcóin como forma de pago cuando así le sea ofrecido por quien adquiera un bien o servicio.

Una billetera estatal y un fideicomiso

Antes de la aprobación de la Ley Bitcoin, el presidente Nayib Bukele se conectó a un espacio de discusión de Twitter con “bitcoiners” para hablar, únicamente en inglés, sobre la iniciativa. De acuerdo con reportes de la prensa local, Bukele explicó que el Gobierno tendría una billetera digital propia en la que los comerciantes podrán cambiar los bitcoins que reciban por dólares.

Esta billetera sería desarrollada por los mismos creadores de la aplicación Strike, sin que se conozca si esto implicaría algún costo para el Gobierno o si se realizó un proceso de licitación con más interesados. La ley también establece, sin precisar ningún monto, la creación de un fideicomiso y, según dijo Bukele este sería de 150 millones de dólares. Este sería manejado por el Banco de Desarrollo de El Salvador (BANDESAL) y alimentaría la billetera digital gubernamental.


También te puede interesar:

Avance de Castillo hacia Presidencia de Perú sacude la bolsa y el dólar

Preocupa la corrupción

Condenan acciones de Ortega