noviembre 26, 2020

El COVID-19 modifica la política internacional

LAS CRISIS SON OPORTUNIDADES DE CAMBIO

Por Abel Flores

Quizás había planes engavetados o también podría ser pura improvisación, pero lo cierto es que los gobiernos del mundo además de estar luchando, cada uno a su manera, contra el coronavirus están aprovechando estas circunstancias inéditas para poner en marcha cambios geopolíticos.

Ante una crisis de tal magnitud donde ya se enrumba a los 2 millones de infectados por Covid-19 y con millones de nuevos desempleados en el mundo las naciones más poderosas han decidido estar un paso por delante ante un posible nuevo escenario internacional.

EEUU vs China

Desde hace meses es sabida la guerra comercial entre Estados Unidos y China la cual ya venía desestabilizando la economía global y promoviendo un calentamiento diplomático entre el gigante asiático y la Casa Blanca.

El presidente estadounidense Donald Trump en 2019 emitió sanciones económicas a empresas chinas y en específico a las encargadas de tecnología y telecomunicaciones en un intento de frenar a china en su anhelo de dominio de la nueva plataforma global de internet denominada 5G.

Se han filtrado informes de inteligencias publicados por el NY Times donde se explica que las relaciones diplomáticas y económicas entre China y EEUU se han visto perjudicadas además por la mala relación personal y diferencias comerciales entre Donald Trump y su homólogo chino Xi Jinping.

La opinión pública de muchos ciudadanos de a pié, no solo en EEUU sino en el mundo, es que el coronavirus es una especie de “venganza china” contra las principales economías del mundo representadas por EEUU, Inglaterra, Alemania y Francia. Esto por supuesto es improbable por ahora pero es el sentir de miles o quizás millones de personas quienes sufren las consecuencias de esta pandemia.

Venezuela y el narcotráfico

Se cree estamos a las puertas de vivir la “gran depresión” económica del siglo XXI, similar a la crisis de 1929 que azotó al mundo previo a la Segunda Guerra Mundial.

Una de las consecuencias sociales es el desempleo y en EEUU a tan solo 3 semanas del estado de alerta por el virus ya hay 10 millones de nuevos desempleados, y se teme un aumento de narcotráfico, drogadicción y negocios ilícitos.

El Departamento Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) ha decidido actuar y con pruebas en mano acorralar e intentar exterminar al “Cartel de los Soles”, una organización internacional y criminal dirigida por la narco-dictadura de Nicolás Maduro y gran parte de su gabinete de gobierno junto con grupos terroristas como las FARC de Colombia.

Se estima esta sería la operación antidrogas más grande de la historia y la cual podría involucrar operativos especiales en Medio Oriente y otros países europeos y caribeños.

Además, es de temer para las autoridades estadounidenses que aumente el tráfico ilegal de drogas y en suma estas vengas con coronavirus. Es un tema de salud pública y seguridad nacional.

Petróleo y terrorismo

La actividad industrial y económica cae mundialmente y en consecuencia los precios del petróleo también, es la ley de la oferta y la demanda. Y con precios bajos del crudo generalmente el Medio Oriente hay paz.

Las organizaciones terroristas en Medio Oriente reciben petrodólares de las monarquías o dictaduras de la región y sin el excedente de altas ganancias petroleras estos grupos se ven mermados para su actividad internacional, aunque siguen siendo un peligro para sus países.


También te puede interesar:

EEUU despliega barcos militares cerca de Venezuela

EEUU presenta cargos contra Maduro por narcotráfico

Tregua con China