febrero 26, 2024

EEUU ejecuta represalia contra terroristas en Siria, Irak y Yemen

ORDENA REPRESALIA| Presidente Biden asistió al sepelio de los oficiales norteamericanos asesinados por terroristas en suelo jordano. (Foto/EFE)

OFICIALES NORTEAMERICANOS NOTIFICARON PREVIAMENTE AL GOBIERNO IRAQUÍ SOBRE LOS BOMBARDEOS.

Washington/ Agencia Efe

Estados Unidos bombardeó decenas de objetivos en Irak y Siria supuestamente vinculados con Irán como represalia al ataque con dron en el que murieron tres soldados estadounidenses. El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo que no busca un conflicto en Oriente Medio, pero advirtió que su país respondería de forma contundente a cualquier ataque. El bombardeo en Irak y Siria duró una media hora. Fueron atacados 85 objetivos e instalaciones vinculadas a la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán y a milicias proiraníes que operan en esos países.

Según el Pentágono, fueron atacados centros de operaciones e inteligencia; almacenes de drones e instalaciones logísticas relacionadas con los grupos proiraníes han cometido contra EEUU. Al menos 18 terroristas proiraníes murieron en los bombardeos, informó una fuente militar iraquí y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Las acciones se concentraron en Al Mayadín, considerada la “capital iraní” en Siria, y en el distrito de Al Bukamal, fronterizo con Irak y ruta de abastecimiento para estas milicias aliadas del Gobierno sirio.

Bombardeos exitosos

Aunque aún están “evaluando” los efectos de los bombardeos, las autoridades estadounidenses señalaron que los ataques fueron “exitosos” y alcanzaron con precisión objetivos militares en ambos países. Más allá de enviar un mensaje a las milicias proiraníes y a la Guardia Revolucionaria, explicó el portavoz del Consejo de Seguridad, John Kirby, en una llamada con periodistas, los bombardeos tenían como objetivo “debilitar” su capacidad militar “de una manera más robusta”.

El funcionario explicó que los objetivos bombardeados fueron “elegidos cuidadosamente” para evitar bajas civiles y EE.UU. tiene “evidencia irrefutable” de que estaban conectados con los ataques al personal estadounidenses en la región. Kirby añadió que EE.UU. avisó previamente al Gobierno iraquí y agregó que no ha tenido comunicación con Irán desde el bombardeo que acabó con la vida de los tres soldados estados.

Respuesta a la muerte de tres estadounidenses

EE.UU. respondió así al ataque con dron en Jordania, cerca de la frontera con Siria, en el que murieron tres soldados estadounidenses y otros 40 resultaron heridos. Desde el comienzo de la guerra de Gaza en octubre, grupos armados proiraníes han llevado llevado a cabo decenas de acciones contra objetivos estadounidenses en Irak y Siria, pero hasta el domingo ninguno se había saldado con muertos.

Precisamente, Biden participó en una ceremonia en la base militar de la Fuerza Aérea de Dover (Delaware) para recibir los cuerpos de los tres militares abatidos. La acción inicial fue reivindicada por la agrupación de milicias proiraníes Resistencia Islámica en Irak, que desde el comienzo de la guerra de Gaza el pasado octubre ya habían llevado a cabo decenas de ataques contra objetivos estadounidenses en Irak y Siria, hasta ahora sin víctimas mortales.

Kataib Hizbulá, objetivo de la respuesta estadounidense en Al Qaim e integrante clave de la Resistencia Islámica, había anunciado tras el ataque que dejaría de cargar contra objetivos de Estados Unidos en la región. Biden, sin embargo, responsabiliza en última instancia a Irán, país que se ha desmarcado del ataque. “Nuestra respuesta empezó. Continuará en el momento y lugares de nuestra elección”, dijo el presidente tras los bombardeos. “Deben saber que si hieres a un estadounidense, responderemos”, sostuvo el mandatario demócrata.

Irak augura “repercusiones desastrosas” en Oriente Medio

Las Fuerzas Armadas de Irak, por su parte, condenaron los bombardeos y advirtieron que esta acción tendrá “consecuencias imprevistas” y “repercusiones desastrosas” en Oriente Medio. “Estos ataques se consideran una violación a la soberanía iraquí, socavan los esfuerzos del Gobierno iraquí y representan una amenaza que arrastrará a Irak y a la región a consecuencias imprevistas, cuyas repercusiones serán desastrosas”, dijo en un comunicado el portavoz de las Fuerzas Armadas iraquíes, Yahya Rasul.

El vocero apuntó que la localidad de Al Qaim y otras zonas cercanas a la frontera con Siria fueron objeto de ataques por parte de aviones de combate de Estados Unidos, y lamentó que se produjeran “en un momento en el que Irak se esfuerza por garantizar la estabilidad en la región”.

Derriban drones en Yemen

Estados Unidos continúa con las represalias a los hutíes en Yemen por los ataques a buques en el mar Rojo. En las últimas horas ha derribado una docena de drones preparados para su lanzamiento, informan fuentes oficiales. El Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM) relató que el destructor de la Armada estadounidense USS Carney atacó y derribó un vehículo aéreo no tripulado sobre el Golfo de Adén, una operación en la que “no se reportaron heridos ni daños”.

Unas horas más tarde, las fuerzas del Comando Central de Estados Unidos llevaron a cabo ataques contra cuatro vehículos aéreos no tripulados hutíes que estaban preparados para su lanzamiento. “Las fuerzas estadounidenses identificaron los vehículos aéreos no tripulados en zonas de Yemen controladas por los hutíes y determinaron que presentaban una amenaza inminente para los buques mercantes y los buques de la Armada estadounidense en la región”, apuntó el CENTCOM.

Protección al derecho a la navegación

Posteriormente, las fuerzas estadounidenses atacaron y destruyeron los vehículos aéreos no tripulados en defensa propia. Otro ataque se produjo cuando el destructor USS Laboon y los F/A-18 del Grupo de Ataque de Portaaviones Dwight D. Eisenhower atacaron y derribaron siete vehículos aéreos no tripulados sobre el Mar Rojo, operación en la que tampoco se reportaron heridos ni daños.

“Estas acciones protegerán la libertad de navegación y harán que las aguas internacionales sean más seguras para los buques de la Armada y los buques mercantes de los EE.UU.”, aseguró el CENTCOM. Los hutíes, un grupo apoyado por Irán y considerado terrorista por Washington, han perpetrado decenas de ataques contra buques comerciales en el mar Rojo como represalia a la ofensiva que Israel lleva a cabo sobre la Franja de Gaza en su lucha contra Hamás.