febrero 27, 2024

Biden visita a Zelenski en Kiev

EL PRESIDENTE NORTEAMERICANO ANUNCIA 500 MILLONES DE DÓLARES EN AYUDA MILITAR.

Kiev/ Agencia Efe

El presidente estadounidense, Joe Biden, visitó este lunes Kiev para reunirse con su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, y anunciar unos 500 millones de dólares en ayuda militar a Ucrania, en un gesto de solidaridad para marcar el aniversario de la invasión rusa que se cumple el 24 de febrero. Los dos líderes se reunieron en el Palacio Mariinsky de Kiev y, posteriormente, comparecieron ante la prensa.

“Un año después, Kiev sigue de pie. Ucrania sigue de pie y la democracia sigue de pie. Estados Unidos permanece a su lado y el mundo entero permanece a su lado”, proclamó Biden, rodeado de banderas estadounidenses y ucranianas. El mandatario recordó como hace casi un año, cuando comenzó la invasión, habló por teléfono con Zelenski y él le pidió que reuniera a los líderes del mundo para que apoyaran a Ucrania.

“Me dijiste que podías escuchar explosiones de fondo, nunca olvidaré eso”, afirmó.

APOYO “INQUEBRANTABLE” DE WASHINGTON A KIEV

Un año después, Biden dijo que no quería que quedara ninguna duda sobre el apoyo “inquebrantable” de Washington a Kiev y anunció un nuevo paquete de ayuda militar que incluirá municiones de artillería, obuses y misiles Javelin, un arma portátil diseñada para destruir tanques y otros vehículos pesados.

Posteriormente, en un comunicado, el Pentágono indicó que el paquete asciende exactamente a 460 millones de dólares y explicó que el equipo militar que se enviará a Ucrania proviene de las reservas que tiene EE.UU., por lo que llegará pronto al campo de batalla.

Además de esa ayuda militar, Biden adelantó que esta semana impondrá nuevas sanciones sobre Rusia con el objetivo de golpear a aquellas élites y compañías rusas que están ayudando al Kremlin a esquivar las sanciones impuestas por Estados Unidos y otros países desde el inicio de la guerra.

Al lado de Biden, Zelenski le agradeció su visita en un momento “difícil” para Ucrania y aseguró que las negociaciones de hoy colocan a Ucrania “más cerca de la victoria”.

Zelenski, además, aseguró que Estados Unidos está considerando suministrar a Ucrania un tipo de misiles de largo alcance que hasta ahora no han sido enviados a Kiev.

Ucrania ya pidió este mes a Estados Unidos el suministro de misiles ATACMS, que pueden golpear objetivos a casi 300 kilómetros de distancia y que podrían llegar incluso a anexionada península de Crimea; pero Washington hasta ahora se ha negado a mandar ese armamento.

“Nuestras negociaciones hoy han sido muy fructíferas”, afirmó Zelenski.

SIRENAS ANTIAÉREAS

Luego los dos líderes visitaron la Catedral de San Miguel, símbolo de la resistencia de Ucrania después de que en 2013 sus sacerdotes dieran allí refugio a estudiantes que protestaban contra el entonces presidente Víktor Yanukóvich, aliado de Moscú.

Biden y Zelenski entraron en la iglesia durante unos 10 minutos y, a la salida, empezaron a oírse sirenas antiaéreas en toda la ciudad.

A continuación, los dos líderes depositaron una corona de flores a los pies de un muro conmemorativo en honor a los soldados ucranianos caídos en la guerra contra Rusia y, mientras sonaba un saludo militar, los dos miraron hacia el suelo y permanecieron en silencio durante unos minutos.

UNA VISITA NO ANUNCIADA

La visita no se dio a conocer hasta que estaba en curso y se había mantenido en secreto por motivos de seguridad.

La Casa Blanca reveló hoy que el avión de Biden despegó en la noche del domingo al lunes de la base aérea de Andrews (Maryland), a las afueras de Washington, y llegó a Kiev sobre las 08.00 hora local.

Desde primeras horas de la mañana el centro de Kiev permanecía cortado al tráfico sin ninguna explicación oficial y, en redes sociales, empezaron a circular vídeos de vehículos blindados circulando por esas avenidas, lo que dio lugar a especulación sobre una posible visita de Biden.

Antes de que se confirmara la visita, el ministro de Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, había cancelado una visita a Bruselas y el “número dos” de la cartera de Exteriores de Ucrania, Andriy Melnyk, había adelantado en televisión que uno de los aliados de Ucrania estaba en la capital, sin dar más detalles.

Esta es la primera vez que Biden visita Kiev desde el inicio de la guerra, aunque la primera dama, Jill Biden, viajó a la ciudad ucraniana de Uzhhorod, en la frontera con Eslovaquia, el pasado 8 de mayo, coincidiendo con la celebración del Día de la Madre en Ucrania.

Entre otros, ya visitaron Kiev el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el canciller alemán, Olaf Scholz; el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

Biden tiene previsto iniciar mañana martes una visita oficial a Polonia para reafirmar su compromiso con los países del flanco este de la OTAN.