febrero 26, 2024

Arrestados quince migrantes por actos delictivos en Nueva York

ESTAS PERSONAS, SOLICITANTES DE ASILO, SERÁN PROCESADAS CRIMINALMENTE.

Redacción El Comercio de Colorado

Tres adolescentes latinos de entre 15 y 16 años fueron arrestados en las últimas horas por protagonizar ayer un tiroteo en una céntrica tienda neoyorquina de artículos de deportes de Times Square y dejar herida a una turista brasileña. El jefe de la Policía neoyorquina, John Chell, explicó que el autor del disparo es un muchacho de 15 años, José Alejandro R.F., de nacionalidad venezolana, que entró en Estados Unidos el pasado septiembre, y sus acompañantes son dos compatriotas de 15 y 16 años.

La Policía había difundido previamente un cartel con una foto del joven y una recompensa de 13.500 dólares a quien diera los datos necesarios para atraparlo. El presunto autor de la agresión consiguió huir tras el primer disparo y, en el curso de su carrera, volvió a disparar contra los policías que lo perseguían, sin alcanzarlos, antes de desaparecer. Fue más tarde identificado y arrestado en la tarde de hoy en Yonkers, ciudad al norte de Nueva York.

José Alejandro y sus dos compañeros -estos detenidos ayer por la tarde-, vivían en un refugio para inmigrantes. Entraron en la tarde de ayer en la tienda JD de artículos deportivos, una de las más concurridas de Nueva York, por encontrarse en el cruce entre Broadway y la calle 42, en el corazón de Times Square. Tras hacerse con una cantidad de prendas de ropa y zapatillas, abandonaron la tienda sin intención de pagar, pero un vigilante los paró en la puerta.

Posteriormente, José Alejandro sacó una pistola de calibre 40 y apuntó al vigilante, pero finalmente disparó contra la multitud, alcanzando a una turista brasileña de 38 años que se encontraba en el local. La brasileña, ahora fuera de peligro, dijo al canal ABC que viajó a Nueva York “sin imaginar que estas cosas pasen aquí”. 

Otra media docena de detenidos

Como resultado de otro indicente criminal, más de media docena de inmigrantes presuntamente responsables de un ola de robos de teléfonos celulares en los últimos meses en la ciudad de Nueva York fueron arrestados, informaron las autoridades neoyorquinas. La Policía allanó un apartamento del Bronx que, según dijo, servía como escondite de un grupo de supuestos ladrones que usaban escúteres para realizar los robos de los teléfonos celulares en la ciudad.

En una conferencia de prensa, el subcomisionado del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), Tarik Sheppard, dijo que los detenidos son migrantes que llegaron a la ciudad. “En esta administración siempre hemos hablado de dar la bienvenida a los solicitantes de asilo. Pero una vez que empiezas a robar a la gente, tu estatus es el de criminal y serás tratado como tal”, dijo Sheppard. Algunos de los bienes robados fueron recuperados en el registro de la vivienda.

Los investigadores creen que el grupo de sospechosos puede ser responsable de más de medio centenar de robos en toda la ciudad. El alcalde de Nueva York, Eric Adams, dijo que “este pequeño número de personas está infringiendo la ley y está teniendo un enorme impacto en nuestra seguridad pública, y por eso nos concentramos en ellos”. “No vamos a quedarnos de brazos cruzados mientras la gente decide aprovecharse de sus compatriotas neoyorquinos”, agregó el regidor.

Los arrestos se suman a los ocurridos la noche del pasado 27 de enero, cuando un grupo de migrantes golpeó a dos policías frente a un refugio de inmigrantes en la zona de Times Square. Un video de vigilancia publicado por NYPD muestra cómo dos policías intentaron arrestar a Yohenry Brito, de 24 años, cuando fueron repentinamente atacados por el grupo.Seis de los detenidos fueron puestos en libertad sin tener que pagar una fianza, lo que ha generado críticas a la Fiscalía neoyorquina.

Solo Brito permanece detenido. Cuatro de los puestos en libertad viajaron a California la semana pasada tras obtener boletos de autobús gratis en una en una organización comunitaria. La policía de Nueva York cree que los acusados pretendían huir a México.