Jue. Feb 27th, 2020

Senado de Colorado aprueba abolir la pena de muerte

CON LA OPOSICION DE RHONDA FIELDS

Redacción El Comercio de Colorado

El Senado de Colorado le dio aprobación inicial a un proyecto de ley para abolir la pena de muerte en este estado.  Los analistas consideran que este primer paso es de suma importancia porque la iniciativa ya cuenta con suficiente apoyo y el aval del gobernador Jared Polis. La medida SB20-100 fue presentada por la senadora Julie Gonzales, demócrata, y por el senador Jack Tate, republicano. En la cámara baja, la iniciativa fue introducida por las demócratas Adrienne Benavidez y Jeni James Arndt.

A pesar de ese respaldo, la principal oposición a una abolición total de la pena de muerte fue expresada por una senadora demócrata, Rhonda Fields, cuyo hijo, Javad Marshall-Fields, y la novia de este fueron asesinados por dos de los hombres, Robert Ray y Sir Mario Owens, ahora esperando ser ejecutados, precisamente para evitar que los dos jóvenes testificasen en su contra. La tercera persona que espera su ejecución es Nathan Dunlap, convicto de asesinar a cuatro personas en un restaurante en 1993.

Argumentos en contra

En 2019 fue el pedido de Fields en contra de un proyecto similar que determinó el fracaso de esa iniciativa. Pero este año, a pesar de literalmente implorarle a sus colegas que rechazasen la medida, la SB20-100 fue aprobada. “Este voto que ustedes emitieron refleja quién está en favor de la seguridad pública, de la policía y de las víctimas, y quién no lo está”, indicó Fields desde el piso del Senado estatal.

Fields aseveró que “la educación, el transporte y el cuidado de la salud física y mental deberían ser las prioridades de este año” en la legislatura local, mientras que incluso si la legislatura logra abolir la pena de muerte ese irreversible castigo podría ser restaurado en el futuro cercano por el voto popular o por demandas judiciales, como sucede, por ejemplo, en Nebraska.

Con apoyo republicano

Tanto Gonzáles como Tate reconocieron los argumentos de Fields, a los que calificaron de “profundos”, “poderosos” y hasta “difíciles de escuchar” cuando Fields detalló la situación emocional en la que ella se encontró por años tras el asesinato de su hijo. Pero el respaldo de tres senadores republicanos selló el destino de la SB20-100.

Si la medida entrase en vigor, la pena de muerte en Colorado dejaría de aplicarse, sin importar las circunstancias del crimen, a partir del próximo 1 de julio, por lo que no beneficiaría a los tres hombres ya sentenciados. La última persona ejecutada en Colorado fue Gary Lee Davis, convicto de asesinar a una mujer, en octubre de 1997.

 

Facebook
Twitter
Instagram
Follow by Email