junio 25, 2022

Expulsarán rápidamente a quiénes no califique para asilo

Expulsarán rápidamente a quiénes no califique para asilo

APLICAN LA REGLA EN CENTRO DE DETENCIÓN EN TEXAS| Solicitantes de asilo deben probar miedo creíble ante funcionarios de inmigración. (Foto/EFE)

APLICAN NUEVA REGLA PARA TRÁMITE DE ESA PROTECCIÓN

Redacción El Comercio de Colorado

La administración Biden comenzó a aplicar una regla que acelera el procesamiento de las peticiones de asilo de los migrantes a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos. La medida permitirá que oficiales del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) consideren las solicitudes de asilo de ciertos solicitantes sujetos a deportación acelerada que han logrado establecer un temor de persecución o tortura en sus países de origen.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, sostuvo que la regla reducirá los tiempos de procesamiento y la acumulación de años en los tribunales de inmigración. Mayorkas añadió que las personas que reúnan los requisitos para el asilo recibirán protección “más rápidamente”, y las que no los reúnan serán expulsados “rápidamente en lugar de permanecer en Estados Unidos durante años mientras sus casos están pendientes”.

El plan tiene el propósito de reducir de cinco años a seis meses el tiempo de espera promedio para que los solicitantes de asilo que ingresan por la frontera sur reciban una decisión en sus casos. El procedimiento incluye las directrices para dejar en suspenso la deportación de esas personas mientras esperan la resolución de sus casos. Esta regla se comenzará a implementar con un pequeño número de personas bajo custodia en dos centros de detención en Texas. 

Sólo los extranjeros que se coloquen en procedimientos de deportación acelerada después del 31 de mayo de 2022 están potencialmente sujetos al nuevo proceso. Inicialmente, sólo los solicitantes de asilo que les digan a los funcionarios fronterizos de EE. UU. que planean vivir cerca de Boston, Los Ángeles, Miami, Nueva York, Newark o San Francisco podrán hacer parte del nuevo programa.

Republicanos buscan bloquear la regla

La implementación del programa estaba en riesgo de ser bloqueada. El fiscal general de Texas, Ken Paxton, solicitó a un juez federal detener la aplicación de la nueva regla mientras procedía una demanda presentada el pasado 28 de abril contra la medida, pero la petición fue denegada. Según la querella iniciada por Paxton, esa política viola la Ley de Seguridad Nacional, la Ley de Inmigración y una cláusula en el Artículo II de la Constitución.

Este no ha sido el único intento de bloquear la aplicación de la medida. Senadores republicanos intentaron aprobar una resolución de rechazo con base en la Ley de Revisión del Congreso (CRA). Este proceso permite echar abajo políticas federales del Ejecutivo por decision legislative. Sin embargo, los conservadores que propusieron la medida fracasaron en el intento al no lograr la mayoría. 


También te puede interesar:

Nueva batalla en defensa de DACA se libra en julio

Sin DACA graduados indocumentados

Deportan 99 por ciento de solicitantes