diciembre 7, 2022

El Salvador se tambalea por la caída del bitcoin

El Salvador se tambalea por la caída del bitcoin

POR DECISIÓN DE BUKELE| El futuro de los salvadoreños depende ahora del precio de la criptomoneda. (Foto/EFE)

EL PAÍS CORRE EL RIESGO DE INSOLVENCIA

Redacción El Comercio de Colorado

El Salvador es el único país en el mundo que convirtió el bitcoin en su moneda nacional. Esta riesgosa jugada del presidente Nayib Bukele ha significado una importante pérdida de dinero para el país en vista del desplome de la criptomoneda. Este cataclismo de la “moneda nacional” es uno de los problemas financieros del país que están saliendo a flote en este momento.

El precio de bitcoin (BTC) sufrió recientemente una brusca caída, llegando a cotizarse en torno a los 20 mil dólares. Esto significa que el bitcoin ha perdido el 56 por ciento de su valor desde su máximo histórico, en noviembre de 2021. En ese momento, el precio era de casi 69.000 dólares. Esto supone un gran problema para Bukele.

En junio del 2021, el presidente anunció que su decisión era adoptar adoptaría el bitcoin como segunda moneda nacional, a la par que el dólar. Para convencer a los ciudadanos, Bukele aseguró que al digitalizaría la economía, disminuiría la dependencia del dólar estadounidense y reduciría las tasas de remesas que se aplican a quienes las reciben.

El Salvador se tambalea por la caída del bitcoin

En vigor desde septiembre 2021

Bukele pregonaba que El Salvador se convertiría en el primer país en demostrar el poder transformador de la criptodivisa a escala nacional. En ese momento había consenso entre los expertos en el área financiera en el mundo que esta decisión tenía un gran componente político. Bukele le quería demostrar a EEUU que le molestaba que le criticaran su autoritarismo.

Bukele no hizo caso a las advertencias sobre los riesgos de esta movida financiera. La ley bitcoin de El Salvador entró en vigor el 7 de septiembre del 2021. Según esa legislación, todo comerciante que esté técnicamente capacitado para hacerlo debe aceptar la criptomoneda. También se pueden pagar los impuestos con esa moneda.

El gobierno nacional introdujo el monedero digital Chivo para masificar el acceso a la moneda. Además, todos los que descargaron esa modalidad de pago recibieron un bono inicial por valor de 30 dólares estadounidenses. En el territorio del país han instalado hasta día de hoy unos 200 cajeros automáticos Chivo para realizar transacciones con la criptomoneda.

El Salvador se tambalea por la caída del bitcoin

Insolvencia

La pérdida del valor de bitcoin representa para Bukele una seria amenaza. El haber comprado miles de millones de dólares con fondos del presupuesto nacional significa una importante pérdida para El Salvador en la medida que las criptomonedas siguen perdiendo valor. Esta pérdida de valor significa también que el país es menos solventa para los acreedores.

Según el ministerio de Hacienda, la deuda pública es de algo más de 14 mil millones de dólares. Más de la mitad de la deuda está en eurobonos. Los eurobonos tienen diferentes fechas de vencimiento. La más cercana fecha de vencimiento es enero de 2023. Para ese momento deben abonar 800 millones de dólares. El siguiente vencimiento es en 2025.

La administración Bukele aspiraba conseguir los fondos para afrontar el compromiso de principios del 2023 emitiendo una bono basado en la criptomoneda. Esa emision para captar unos 1.000 millones de dólares estaba prevista para marzo de 2022. Hasta el momento, la emission no ha sido lanzada.

El Salvador se tambalea por la caída del bitcoin

Se le acaba el tiempo

Alejandro Zelaya, ministro de Finanzas, ha venido asegurando que el gobierno buscaba el mejor momento para lanzar la emision. La lógica indica que ese momento debía ser con mercado de la criptomenda en auge, no encaída, como el actual. Bukele necesita dinero antes de la llegada del 2023 y se le acaba el tiempo para conseguirlo.

“Si no encuentra compradores para sus bonos de criptomoneda ahora, la insolvencia se vuelve más y más probable.Creo que a Bukele se le está acabando el tiempo”, afirma Christian Ambrosius, economista y politólogo. Ambrosiun continua, “Bukele maneja el presupuesto como si fuera su juego personal y anuncia en Twitter que volvió a comprar el ‘dip’ (la caída)”.


También te puede interesar:

Ciclistas mexicanos ruedan desnudos por la seguridad vial

Zelenski: “Ucrania necesita sistemas antimisiles modernos”

Corridas de toros a consulta