diciembre 7, 2022

DPS no cerrará ninguna escuela, por ahora

POR DECISIÓN DE LA JUNTA ESCOLAR

Sofía Márquez/ El Comercio de Colorado

La junta directiva de las Escuelas Públicas de Denver (DPS) decidió no cerrar ninguna escuela en la primavera 2023. El superintendente Alex Marrero asistió a la reunión el jueves 17 de noviembre con una recomendación de cerrar solo dos escuelas pequeñas. Esta propuesta fue una sorpresa porque la junta escolar que se había propuesto votar sobre el cierre de cinco escuelas pequeñas que reciben subsidios presupuestarios.

Nueva propuesta

Marrero sugirió que el distrito solo cierre las dos escuelas más pequeñas: Denver Discovery School (DDS) y Math and Science Leadership Academy (MSLA). La junta votó 6-1 en contra del cierre de esas dos escuelas. Solo el miembro de la junta Scott Baldermann votó a favor de la propuesta de Marrero.

DPS financia sus escuelas según el número de alumnos. Las escuelas con menos alumnos reciben menos fondos para pagar el personal y la programación. La junta directiva del distrito rechazó el criterio empleado para determinar el cierre de las escuelas. Los directivos que se opusieron al cierre aseguran que el proceso de selección fue impersonal.

Otro mecanismo

Marrero construyó su propuesta más reciente siguiendo los criterios sugeridos por un comité con representación de las familias, los estudiantes y las comunidades. El número de estudiantes fue el factor principal, pero no único, para escoger las escuelas a cerrar. Iban a ser cerradas las escuelas con menos de 215 estudiantes.

Esta no es la primera propuesta de Marrero, pero al igual que en anteriores oportunidades la junta directiva ha rechazado el considerar algún cierre. Semanas atrás, Marrero había recomendado cerrar 10 escuelas que cumplían con los criterios. Luego el Superintendente redujo a 5 las escuelas a cerrar para finalmente presentar su más reciente propuesta.

Luego de ese voto negativo se espera que la junta escolar presente un mecanismo específico para determinar las medidas a tomar necesarias que se necesitan en el DPS. Al mismo tiempo, el superintendente tendrá que pensar en una nueva idea sobre cómo resolver los problemas presupuestarios en DPS, que no van a desaparecer.