noviembre 26, 2020

Putin admite planes de intervención en Bielorrusia

Putin admite planes de intervención

DESPLEGARÍAN CONTINGENTE MILITAR

Moscú/ Agencia Efe

El presidente ruso, Vladímir Putin, hizo realidad los peores temores de la oposición bielorrusa y de Occidente, al asegurar que Rusia está dispuesta a intervenir en la antigua república soviética con fuerzas policiales si la situación lo exige. El presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko “planteó que le gustaría que le ofreciéramos, en caso de necesidad, la ayuda necesaria. Yo le dije que Rusia cumplirá con sus obligaciones”, aseguró Putin.

Putin, que hasta ahora no se había manifestado sobre los sucesos en la vecina Bielorrusia, admitió que Lukashenko le pidió ayuda. Esta solicitud del presidente bielorruso llega cuando estallaron las protestas antigubernamentales tras las controvertidas elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto. Las declaraciones de Putin fueron dadas a conocer durante su visita a Crimea para inaugurar la mayor autopista de la península.

El antecedente de crimea

La prensa bielorrusa no dudó en recordar el envío de los “hombrecillos verdes” -unidades militares especiales rusas sin distintivo- a la península en 2014 para consumar la anexión rusa del territorio ucraniano. Entonces, la intervención rusa fue condenada por casi toda la comunidad internacional, mientras ni siquiera los mayores aliados de Putin, incluido Lukashenko, reconocieron la anexión.

Putin, que ha tenido sus más y sus menos con el líder bielorruso en los últimos años, explicó sin tapujos que Lukashenko le había pedido formar un “contingente (reserva) de miembros de las fuerzas del orden”. “Y lo hice. Pero acordamos también que éste no será utilizado mientras la situación no se descontrole”, dijo Putin. Precisó que dichas fuerzas no serán desplegadas mientras “elementos extremistas” no organicen disturbios violentos.

Obligaciones rusas con bielorrusia

El jefe del Kremlin admitió que Rusia tiene “obligaciones” con Bielorrusia en el marco de acuerdos y tratados multilaterales -la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), el brazo armado del espacio postsoviético- y bilaterales, entre los que mencionó la Unión Estatal ruso-bielorrusa, que Lukashenko se negó a firmar el pasado año. Subrayó que dichos tratados obligan a sus Estados miembros a “ayudarse mutuamente”.


También te puede interesar:

Vacuna rusa deberá ser revisada para su preclasificación

Un tercio de los niños del mundo están intoxicados con plomo

Putin asegura el poder hasta el 2036