septiembre 24, 2020

Píldora mágica para sanar el corazón

Por María Marín

Esta semana el guapetón y famoso Sebastián Rulli lloró la pérdida de su novia. Ojo, no fue su novia actual la que falleció sino que ésta fue la escena final de la novela que protagoniza. En esta serie al galán inesperadamente y sin desearlo le toca correr un negocio familiar de drogas ilícitas, que va a traer mal a muchas personas, por eso su deseo más grande era conseguir una droga que hiciera feliz a todo el mundo y que no fuese adictiva.

De seguro creerás que solo en la ficción alguien puede inventar una pastilla tan maravillosa pero, ¿qué pensarías si te digo que la fórmula ya existe? La inventó Anders Sandberg un Neurocientífico de la Universidad de Oxford quien encontró la “fórmula mágica” para desarrollar esta pastilla que provoca felicidad y euforia pues contiene oxitocina, conocida como la “hormona del amor” que también se libera a través del cariño, caricias y orgasmos.

Yo creo que más de uno debe estar diciendo “María dónde la venden para encargar una caja je,je,je” Aun no está disponible en el mercado pero dime, ¿Tu la probarías? Aunque suena tentador poder tomar una pastillita que nos hiciera olvidar las penas de amor, sanar el corazón, y hacer que te “resbalaran” las decepciones, no me la tomaría porque me doy cuenta que gracias a las tristezas, desilusiones y las heridas en el corazón que he vivido es que tengo la seguridad, fortaleza y sabiduría para hoy valorarme y darme el lugar que merezco.

Las lecciones que nos dan los golpes de la vida son tan valiosas como la euforia que nos brindan los momentos de alegría. Claro está, hay casos en que el cerebro no produce este tipo de hormonas que provocan felicidad y por esta razón hay personas que tienen que acudir a medicamentos que las reemplacen cuando clínicamente son diagnosticados con una depresión, ataques de pánico, ansiedad entre muchas otras enfermedades emocionales.

¿Y tú qué harías si estuvieras pasando por un momento difícil? Acudirías a una “pastilla mágica” que aplaque el dolor o aceptarías que esta etapa dolorosa es temporal y cuando pase serás más sabio y fuerte.