mayo 22, 2022

Es tiempo de practicarse una mamografía

¿CUMPLIÓ 40 AÑOS?

Redacción El Comercio de Colorado

Rosa Morán, Herminia Arámbula y Jasmine Martínez tienen muy claro cual es objetivo de la clínica móvil del Denver Health que atiende a las mujeres. “La clínica móvil está diseñada para ayudar a reducir las barreras para la detección de varios tipos de cáncer que muchas mujeres experimentan”, explicó Morán quien supervisa la operación de este servicio. Y una de las barreras a vencer es el acceso.

“Al trasladar la clínica móvil a cada una de las ocho clínicas comunitarias del Denver Health y a varios otros sitios en el área metropolitana, las pacientes pueden acceder fácilmente a los exámenes de detección de cáncer de mama y cuello uterino”, indicó Arámbula. El idioma es otro factor importante. Arámbula especificó que el personal de la clínica móvil clínica habla inglés y español con fluidez; e incluso tienen el servicio de interpretación en otros idiomas. 

El personal de la clínica móvil del Denver Health también orienta a los pacientes para que reciban apoyo financiero necesario para practicarse los exámenes médicos. “Aceptamos Medicaid; Medicare; la mayoría de los seguros de salud privados. Y al mismo tiempo ayudamos a quienes necesiten tener acceso a otro tipo de programas. Nuestra misión es informar a las personas y ayudarlas a que se realicen los exámenes que requieran”, dijo Martínez. 

Detección temprana

Pero, el mayor obstáculo a vencer es probablemente el cultural. “Nos preocupa que mucha de la población hispana tiene falsos conceptos sobre los exámenes que practicamos. El obtener ayuda financiera de algún tipo para estos tratamientos no tiene ninguna consecuencia sobre su situación migratoria. Tampoco los equipos que usamos ponen en riesgo la salud de los pacientes”, asegura Morán. 

Ella hace una precisión. Morán explica que “la detección temprana del cáncer de mama y de cuello uterino puede salvarles la vida. Nuestro servicio les ayuda en esa prevención. Las mujeres que no tienen ningún síntomas, condición médica o historia familiar, deben comenzar a practicarse mamografías al cumplir los 40 años. Si la mujer tiene alguna condición o herencia familiar, deben acudir de un servicio como el nuestro a partir de los 30 años”.