marzo 30, 2020

El Entrometido

Debo comenzar dándole un gran aplauso a mis compatriotas Gloria Trevi, Lucero, Belinda, y Thalía. Estas talentosas y valerosas mujeres contrariaron los absurdos llamados del presidente López Obrador de invitar a los mexicanos a salir a la calle y a inundar los restaurantes como si el coronavirus no se estuviese propagando. López Obrador mantiene que la vacuna con el peligroso virus es su honestidad y por eso va a seguir besando viejitas y muchachitas.

La primera que hablo fue Belinda. Ella dijo “Ayer tuvimos el mayor aumento de casos de COVID-19 en un solo día (29). Para México los siguientes días son vitales para no entrar en la misma fase de aguda emergencia. (…) Tu decisión de quedarte en casa será el factor que logre aplanar la curva de contagios y generará bienestar para ti (…)”. Belinda invito a la gente a quedarse en casa.   

Lucero aprovechó para hacer un vídeo en directo desde sus cuentas de Twitter e Instagram en el que expresó sugerencias sobre qué hacer ante la crisis de salud que se vive y, de la misma manera, invitó a sus seguidores a seguir el ejemplo de diversos países para evitar la propagación del virus. “Nuestros adultos mayores necesitan de muchos cuidados porque son personas muy vulnerables”, expreso la actriz y cantante. 

Thalía también se ha sumado a las cantantes que han expuesto su preocupación por redes, y desde su Twitter compartió una nota informativa sobre el tema con el mensaje “En casa por favor”. Esta famosa mexicana fue más allá y criticó en un video por redes la exhortación de López Obrador para salir a celebrar.

La cantante Gloria Trevi, quien se vio obligada a posponer su gira “Diosa de la noche”, ha compartido mensajes y vídeos en los que promueve la higiene adecuada sin dejar de promover que las personas se queden en casa. “¿Saben por qué yo me quedo en casa? Para poder estar así lo más pronto posible, por favor salgan lo menos que puedan”, escribió Trevi.

Y para concluir aquí les cuento que Harvey Weinstein dio positivo por coronavirus. Y pese a ello, las autoridades de Los Ángeles. siguen con los trámites para juzgar en la ciudad californiana al ya encarcelado exproductor. Si se le encontrara culpable de todos estos cargos, que presuntamente sucedieron en dos noches consecutivas de 2013 en el condado angelino, podría enfrentar una condena de hasta 28 años de cárcel.