mayo 25, 2020

China le corta las alas a Hong Kong

China le corta las alas a Hong Kong

AL APROBAR LEY DE SEGURIDAD

Pekín/ Agencia Efe

La Asamblea Nacional Popular (ANP) de China estudiará una ley a nivel estatal para “salvaguardar la seguridad nacional” en Hong Kong, confirmó el portavoz de ese órgano, Zhang Yesui. Zhang indicó que la Asamblea, como “supremo órgano de poder estatal”, debatirá la ley propuesta por su Comité Permanente que “claramente requirió establecer y mejorar el marco legal y el mecanismo para reforzar la seguridad nacional” en la excolonia británica.

Zhang recalcó que “en vista de las nuevas circunstancias y necesidades, la ANP está ejerciendo su poder proporcionado por la constitución” para “salvaguardar la seguridad” y defender el principio de “un país, dos sistemas” por el que China concede un supuesto alto grado de autonomía a Hong Kong. “La seguridad nacional es la base que apuntala la estabilidad del país. Salvaguardarla sirve al interés fundamental de todos los chinos”, afirmó.

Prohibir actividades sediciosas

El diario hongkonés South China Morning Post había avanzado, citando fuentes de Pekín, que la ANP debatiría la ley, lo que con toda probabilidad significará que finalmente sea aprobada. Según el rotativo, la nueva normativa prohibirá todas las “actividades sediciosas encaminadas a derrocar al Gobierno central”, los “actos terroristas” y la “interferencia externa en los asuntos de Hong Kong”.

La aprobación de una ley de seguridad por parte de Pekín, que hasta el momento había renunciado a adoptar esa medida, podría desencadenar una nueva ola de protestas en Hong Kong. Esta decisión sería la respuesta del Gobierno central chino a los meses de protestas en la ciudad y a su cada vez menor confianza en las autoridades locales. El diario señala que Pekín ha perdido la paciencia con la capacidad de las instituciones.  

Sus propias leyes

El artículo 23 de la Ley Básica estipula que son las autoridades hongkonesas quienes promulgarán sus propias leyes para “prohibir cualquier acto de traición, secesión, sedición, subversión contra el Gobierno Popular Central (el Ejecutivo de Pekín)”. Esas reglas también servirían para “prohibir que organizaciones u organismos políticos extranjeros lleven a cabo actividades políticas” en Hong Kong o que establezcan lazos con las organizaciones locales.

Hong Kong, que regresó a manos de China en 1997 tras siglo y medio de dominación colonial británica, no cuenta con una ley de seguridad nacional pese a lo estipulado en el citado artículo 23 y a que el Gobierno local ha intentado sacarla adelante en el pasado. En 2003, las autoridades locales se vieron obligadas a suspender un proyecto de ley de seguridad nacional después de que cerca de medio millón de personas se manifestasen en contra.


También te puede interesar:

Italia comienza la convivencia con el virus

Empieza en Europa una apertura cautelosa

El COVID-19 modifica la política internacional