diciembre 7, 2022

Sebastian Vettel, el adiós de ‘baby Schumi’

Sebastian Vettel, el adiós de 'baby Schumi'

PILOTO ALEMÁN| Sebastian Vettel deja el automovilismo, tras varios años en los primeros puestos de la parrilla de la Fórmula Uno. (Foto/EFE)

UN GRANDE DE LA FÓRMULA UNO

Redacción El Comercio de Colorado

“La decisión final se tomó ayer, diciéndole al equipo que voy a parar y que no voy a continuar, pero fue pensada mucho antes de esto, así que sí, creo que es el momento adecuado para que haga otras cosas. Tengo muy claro que, siendo padre, quiero pasar más tiempo con mi familia”, dijo el piloto de F1 Sebastian Vettel a finales de julio. El alemán, admirador de Michael Schumacher y comprometido con el medioambiente, deja tras de sí cuatro títulos mundiales en quince temporadas.

Sebastian Vettel nació el 3 de julio de 1987 en Happenheim, por aquel entonces Alemania Occidental. Creció siguiendo a Michael Schumacher, siete veces campeón del mundo e icono de la Fórmula 1. “Michael es mi héroe”, dijo en 2021, cuando su rival y compañero Lewis Hamilton se disputaba su séptimo título contra Max Verstappen. Tras asegurar que habían hecho una gran temporada y ambos se lo merecían, comentó, “Estaría feliz si el récord de Michael se mantuviera. Incluso si Lewis gana, Michael sigue siendo el más grande”.

Sebastian Vettel, el adiós de 'baby Schumi'

Monta un kart siendo un infante

Vettel montó en un kart no mucho más tarde de que comenzase a andar, a los tres años y medio. No tardó en demostrar que tenía un talento propio para la velocidad y Gerhard Noack, el descubridor de Schumacher se fijó en él. En 1998, con once años, pasó a formar parte del Red Bull Junior Team y ganó diversos títulos como la Junior Monaco Kart Cup. “Una vez llevé un trofeo al colegio, pero ellos lo rompieron inmediatamente y me llamaron creído”, dijo el piloto a Spiegel TV en 1998, en un vídeo publicado por diversos medios el pasado julio.

En 2003, dos años antes de alcanzar la mayoría de edad, dio el salto a las carreras de monoplazas de rueda abierta. Luego pasó por la Fórmula Tres Euro Series y la World Series by Renault. Finalmente, debutó en la categoría reina, en la Fórmula 1, en 2007, a los mandos de un BMW-Sauber, sustituyendo a Robert Kubica, que se había lesionado, después de haber comenzado en la escudería como piloto de pruebas.

Sebastian Vettel, el adiós de 'baby Schumi'

El más jóven en ganar una carrera en F1

Ese mismo año se convirtió en piloto de Toro Rosso, la segunda escudería de Red Bull, cuyo coche condujo también durante todo el 2008. Ese mismo año, ganó en Monza, tras una carrera en la que la lluvia fue la otra protagonista, y se convirtió en el más joven en ganar una carrera en F1, con 21 años, dos meses y once días. “Es el mejor día de mi vida”, dijo Vettel. “Estas emociones nunca las olvidaré. Es mucho mejor de lo que puedes imaginar”.

En 2009, ya como piloto de Red Bull, ganó cuatro carreras y quedó segundo en el mundial de pilotos. En 2010, el equipo se hizo con el campeonato de constructores y él se proclamó campeón del mundo. Tras dominar la siguiente temporada, se adjudicó su segundo título dos meses antes de que acabase, y en 2012 firmó su tercer campeonato del mundo, al igual que su escudería. Un año más tarde, volvió a quedar en lo más alto de la clasificación, lo que le valió su cuarto diploma como el mejor de la F1. 

Después de eso, en 2014, Vettel fichó por Ferrari. “No es una decisión basada en los resultados actuales, es más una voz dentro de mí que siguió creciendo y es un paso que tengo muchas ganas de dar”, dijo el piloto, según publicó The Guardian. Sin embargo, y a pesar de las batallas sobre la pista, Vettel no volvió a conquistar un mundial. El año pasado abandonó Ferrari y se incorporó al equipo de Aston Martin, en el que ha decidido retirarse.

Sebastian Vettel, el adiós de 'baby Schumi'

La preocupación por el medioambiente

En los últimos años, Vettel ha mostrado su preocupación por el medioambiente. El año pasado, en el programa BBC Question Time, admitió lo contradictorio que resultaba, dado el alto impacto medioambiental de su profesión. Cuando le preguntaron si eso no lo convertía en un hipócrita contestó: “Sí, sí y tenéis razón al reíros porque hay preguntas que me hago a mí mismo cada día”.

También dijo que no era un santo, pero que estaba muy preocupado por el futuro. “Es mi pasión conducir un coche. Y cada vez que me subo a un coche me encanta, pero, cuando bajo, pienso: ¿es esto algo que deberíamos estar haciendo?, ¿viajar alrededor del mundo desperdiciando recursos?”. Vettel está casado y tiene dos niñas, de ocho y seis años.

Mateo Castillo.


También te puede interesar:

Steelers y Colts se destacan en primer domingo de la NFL

El esperado duelo de Broncos vs. Seahawks

Los Bills trituran a los Rams